Rocksonico.com

Real Friends

Reseña - el arte de subestimar.
Categoría: NACIONAL | Publicación: 3/3/2019

Real FriendsReseña - el arte de subestimar

Por: Ángel Armando Castellanos 'Araña'

Subestimar: sentir que no da para tanto, que no hace falta esforzarse ni enloquecer y sólo pisar el acelerador cuando parece ser necesario: Real Friends en el Multiforo Alicia el viernes por la noche… en su primera vez en la Ciudad de México.

A primera vista, para el resto de la gente no amante del happy punk, lucían como turistas gringos comunes que andan con un guía-traductor en el centro de la Ciudad tomándole fotos a la estatua Cuauhtémoc de frente al Palacio de Minería que tiene la mano quebrada, sólo les faltaba su sombrero beige y la piel colorada por el sol.

Un poco daban esa sensación. Tan es así que antes del show tenían programado un meet and greet –acto sublime de convivir con los fans mientras escuchan que son bien chidos y se toman selfies y firman boletos- y lo cumplieron a carta cabal, pero… ellos tenían agendado ir a la lucha libre y nada, no importó que el rollo con cada fan fuera efímero, había que llegar a tiempo a ver un espectáculo que ni la WWE ha logrado igualar.

La gente tenía claro que había que reservarse para cuando salieran a tocar. Tan es así que la interacción con Arielle y Tornado, las bandas abridoras, apenas existió. El milenial no se desgasta con teloneros que asume podrá ver gratis en cualquier sitio de la ciudad en pocos días; el milenial guarda energía y si acaso utiliza los primeros acordes de las primeras agrupaciones para lo que asume que son: calentar.

Eso sí, cuando salió Real Friends su batería estalló y se lanzó a lo loco a saltar y a hacer crowsurfing como probablemente nunca lo había hecho. Del slam, nada. El slam se hace con Say Ocean o con el Chingadazo o con los Tungas. A Real Friends hay que darle lo mejor, enseñarle que la Ciudad de México no le pide un carajo al Warped Tour a la hora de nadar encima de las cabezas de otros. Pasó, aunque desde luego, hubo varios caídos… sin mermelada, por supuesto.

Los fans asumieron que se trataba de una noche histórica e histérica en su vida de fans happypunkeros… la banda no pareció terminar de creerlo. Los rostros de “khe bergha en inglés” de los músicos lo revelaban. Sólo faltó que saliera un Ted, tomara el micrófono y dijera algo así como “¡no mamen, pinches chilangos!”.

Real Friends estaba feliz… y cagado. Desde antes de iniciar el meet and greet asumían que sería una noche tranquila por ser la primera en que tocaban en la Ciudad de México. Probablemente no creyeron que sus seguidores fueran tantos –entraron más o menos 450 personas al Alicia- ni que fueran tan intensos. Alguien debería escribir una “Guía para bandas de fuera que vienen a la Ciudad de México”, seguro que ayudaría.
“You are a dick” –una traducción literal de “Son la verga” se escuchó desde arriba del escenario. De verdad, estaban sorprendidos de la fiel imitación del Warped Tour a lo chilango que veían mientras tocaban.

De repente se acercaron a la gente y trataron de ponerles el micrófono para que cantaran. ¡Cuidado amigo, cuidado! Estás viendo que la piraña tiene hambre y en lugar de enloquecerla más le pones la pierna en el borde del agua.

Hubo un momento de clímax, más allá de cuando hablaban en español. Dan, el cantante, sacó su celular y puso en el translate de Google un mensaje sobre Donald Trump y la migración que leyó tan bien como pudo. Evidentemente la reacción fue un cagadero de aplausos, gritos que delataban una tanga en la boca y aplausos. El texto decía algo así como “el muro es una mamada, nuestro presidente es un completo idiota (ndr: los gringos no dicen sólo ‘idiota’, necesitan añadir el término ‘completo’) y nada de lo que dice sobre los mexicanos es cierto, lo bueno es que ya se va a ir pronto, aquí nos han tratado bien chido y estamos felices”.

El tema no es que Real Friends esté seguro de que su presidente sea un pendejo. El problema es que en su show no hubo saltos sobre el escenario, no hubo fans sobre el escenario y no hubo Real Friends sobre las cabezas del público o con el micrófono a punto de ser devorado por la multitud, sólo hubo Real Friends sobre el escenario tocando las rolas de los Real Friends. Ellos elogiaron el adiós a los estereotipos en los mexicanos sin darse cuenta que de su parte estaban cumpliendo a la perfección con la idea de subestimar al vecino del sur, provocando esto, ausencia de sorpresas.

El cierre regaló ‘From The Outside’, posiblemente la canción más intensa del ‘Composure’, su nuevo disco. Regaló globos inflados con formas extrañas y no mucho más. Sí, la gente feliz, excitada y pidiendo “another song” y ellos sin dar no sólo “another song” -porque "We don't have another song", sino algo más de lo que ya se esperaba en el Alicia… subestimando.


NOTICIAS RELACIONADAS A "Real Friends"



OTROS TEMAS >


Tags: Real Friends, subestimar, Multiforo Alicia, CDMX, concierto, show, crowsurfing, slam, público, Donald Trump, noticias internacionales



Real Friends
Reseña - el arte de subestimar
Rocksonico
Real Friends, subestimar, Multiforo Alicia, CDMX, concierto, show, crowsurfing, slam, público, Donald Trump
NACIONAL 3/3/2019


Corporativo


Contacto
Anúnciate con Nosotros
Términos y Condiciones
Quiénes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
 Información para Medios

© RockSonico.com 2019
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES