Rocksonico.com

BLOGS DE ROCKSONICO > FUEGOL

Por: fuegol


Más publicaciones | < Anterior | Siguiente >

Proyecto Quinto Partido I



Es turno de hablar de la selección mexicana. Éste es un tema tan amplio y complejo que se tendrá que repartir en más de una nota, siendo esta la primera entrega.

Para analizar a profundidad el desempeño actual del Tri tenemos que remontarnos al mundial pasado. Sí, al final del ciclo de Ricardo Lavolpe que, a mí parecer, dejó buenas sensaciones al hacer una gran Copa Confederaciones 2005 y al dirigir a México en uno de los partidos más emocionantes de Alemania 2006: Argentina-México. Esta fue la última vez que tuvimos un equipo bien organizado, que sabía a qué jugaba y que ofrecía espectáculo al aficionado.

Lavolpe nunca tuvo una buena relación con la prensa y al ver la oportunidad de dirigir a Boca Juniors no lo pensó dos veces para marcharse a Buenos Aires. Mucho antes que el argentino dejara el mando tricolor, Televisa ya preparaba el arribo de uno de sus personajes favoritos: Hugo Sánchez. El paso del Pentapichichi por la selección fue desafortunado. Más allá del tercer lugar que obtuvo en la Copa América 2007, Hugo nunca pudo consolidar una escuadra constante y competitiva, quedándose muy lejos de todas las absurdas promesas que hizo al asumir el cargo de técnico nacional.

Debido a la dimensión y al peso de un histórico como Hugo Sánchez, la Federación Mexicana de Futbol decidió alargar su estadía pese a su bajo rendimiento, pero no pudo tapar un nuevo fracaso tras no clasificar a la selección a los Juegos Olímpicos de Beijing. Por lo que decidieron echarlo y nombraron a Jesús Ramírez como director técnico interino mientras conseguían a un entrenador de renombre internacional como Marcello Lippi o Luis Felipe Scolari. Chucho Ramírez cumplió un ciclo muy breve a cargo del Tri, no tuvo ni tiempo de convencer a los directivos para que lo dejaran trabajar a gusto.

Fue entonces cuando anunciaron al ex entrenador de la selección inglesa, Sven-Göran Eriksson, como la persona que iba a llevar a México al quinto partido del mundial en Sudáfrica. El contrato que se le ofreció al sueco era demasiado apetecible como para dejarlo escapar (se estima entre 7 y 9 mdd), y la misión a corto plazo era “fácil”: clasificar a la selección a la Copa del Mundo en una de las zonas de más bajo nivel futbolístico. Sin embargo, Eriksson no tomó en cuenta la dificultad que representa jugar de visitante en el área de Concacaf, subestimó a los equipos centroamericanos y no pudo ganar fuera del Azteca. Esto aunado a su falta de adaptación al medio y a su excesiva pasividad ante las constantes indisciplinas del grupo lo llevaron al colapso. Eriksson fue despedido no sin antes cobrar una indemnización millonaria por su salida.

Con la eliminatoria inconclusa y la necesidad de encontrar un substituto al estratega sueco, el cese de Javier Aguirre en el Atlético de Madrid fue la mejor noticia que pudo recibir el futbol mexicano en ese momento. Volvería a casa el hombre que salvó al Tri después de la desastrosa etapa del Ojitos Meza que casi nos deja fuera de la Copa del Mundo en Corea y Japón. Con siete años de experiencia en España (Osasuna y Atlético de Madrid), Aguirre se perfilaba como el técnico ideal para poner orden en un equipo descarrilado. Por supuesto que su condición no era la misma del 2001, ahora el Vasco es un tipo reconocido y cotizado, por lo que exigió un contrato de élite, aproximadamente un millón 800 mil dólares anuales. Aguirre le devolvió la ilusión a la gente y, a pesar de empezar con una derrota en el Salvador, supo conducir al equipo en situaciones difíciles y al final terminó clasificando al mundial tal como lo hizo antes.

Aunque no lo parezca, todo esto pasó sólo en cuatro años. Cuatro años de cambiar de proyecto, de malas decisiones, de ver pasar cuatro entrenadores y de convocar a un sin número de jugadores de acuerdo al gusto del técnico en turno.

Justino Compeán y Decio de María, directivos de la FMF, podrán ser una maravilla para vender la imagen de la selección nacional pero han masacrado los intereses deportivos del Tri. Nos venden la ilusión de que México va a hacer el mejor mundial de su historia y, al mismo tiempo, no dejan madurar al equipo cambiando tres veces de entrenador en un ciclo mundialista. Esa es una de las cosas que le tenemos que aprender a nuestros vecinos del norte: hacer un proyecto serio y darle continuidad.


Publicación: 5/21/2010 7:14:18 AM | Categoría: DEPORTES Contador: 1405

OTRAS PUBLICACIONES

VER TODOS LOS BLOGS DE ESTE PERFIL

MÁS NOTICIAS



OTROS PERFILES




Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2016
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES