Rocksonico.com


INTERNACIONAL >
Jethro Tull
por segunda ocasión en México
Publicación: 22/3/2004

Jethro Tull, por segunda ocasión en México, lleva su magia y visión
musical al Auditorio Nacional de la capital azteca
Por Andrés Vargas/¡Por Fin!

Muchas de las bandas de rock progresivo se confabulan para bautizarse
con gran pompa y siempre buscando alguna sonoridad profunda y mítica en
su nombre.

Pero Jethro Tull fue más allá y, sin dejar de ser profundos y metódicos
nominalmente, simplemente se bautizaron con el nombre de un perito
agrónomo medieval del siglo XVIII, al cual veíamos, olíamos y sentíamos
inserto en una andanada de promesas folk bañadas y aderezadas con un poco
de sabor medieval y progresivo.
Si bien la ubicación temporal de la banda los emparentaba
generacionalmente con gente como King Crimson y Pink Floyd, aun sin dejar de lado el
virtuosismo, Jethro Tull se acopló a los tiempos con cierta
majestuosidad musical de la mano de un escocés que hoy se dedica a la crianza de
salmones: Ian Anderson (antes de conocer al hombre en sí, todos creían
que él era, en efecto, un tal Jethro Tull), un gnomo con pintas de ángel
caído, que con sus bailes y su flauta contaba historias de hombres
paganos y manipulaba los momentos para crear atmósferas sublimes y con
sabor a bosques y acero. Pero no todo sabía a bosques medievales.

Al principio, Jethro Tull no bordeaba por los canales de la oscuridad
del siglo XVIII, por el contrario, la banda practicaba un blues cuasi
normal, dirigidos por el entonces guitarrista Mike Abrahams, el cual
debió salir de la banda ya que Anderson no estaba muy de acuerdo en eso de
pasar inadvertido y, como buen genio y músico extravagante, robó
cámara, grupo y un lugar en la historia. Pero Anderson no se imponía
solamente como el líder moral y musical, además, la figura espigada y el corte
barbado lo convirtieron en la imagen de Jethro Tull.

Una de las principales características de la banda fue, en efecto, su
visión a futuro. Para el momento, además de los consagrados, Jethro Tull
manejaba un concepto rudo, muy fuerte y poco apreciable para las mentes
conservadoras y puristas de la música. Aun así, la banda se llevó un
Grammy en 1988 (Crest of a knave), aunque, su máxima obra es Aqualung.
La diferencia con otras bandas del género, es que Jethro Tull consigue
en pocos minutos lo que a muchos otros les cuesta años. Nada de
palabrería extrema, más bien la capacidad de enarbolar banderas que parecen
caducas, pero que se acoplan a nuestro tiempo.

Visionarios del rock y el folk de vanguardia, Jethro Tull nos bajará a
los campos verdes de Escocia. Aun cuando Anderson es la figura, no
importa si el duende viene o se quedó alimentando salmones... la magia de
Jethro Tull va más allá de una barba y los flautines.

Jethro Tull
29 marzo 20:30 hrs.
Auditorio Nacional.



OTROS TEMAS >




Jethro Tull
por segunda ocasión en México
Rocksonico
INTERNACIONAL 22/3/2004


Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2016
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES