Rocksonico.com

El 69 de Andrés Canalla

Entrevista .
Categoría: MAGAZINE | Publicación: 24/1/2018

Por: Ángel Armando Castellanos 'Araña'

Inauguramos esta sección en Rocksonico como parte de un homenaje -involuntario- a la revista argentina El Gráfico que recientemente anunció la desaparición de su edición impresa.

Además, consideramos, que más allá de las charlas breves que comúnmente tenemos con quienes hacen la música, vale la pena conocer mucho más allá de ellos.

Arrancamos con una plática con Aldo Andrés Camacho Allende, Andrés Canalla o Aldo de Tungas para los compas. Hablamos de su música, de futbol y de otros artistas. También revela el futuro de Tungas. Toma un café, un té, una chela, un cigarro, un porro o todas las anteriores y disfruta.

Andrés Canalla

1: ¿Quién es Aldo Andrés Camacho Allende?
(Piensa durante varios segundos) ¿Quién es hoy? Qué difícil... Hoy en día soy un músico tratando de ser profesional.

2: ¿Hay alguna diferencia entre ser Aldo Andrés Camacho Allende y ser Andrés Canalla?
No tanto...

3: ¿No es un personaje?
A veces cuando somos nuestro ser virtual tratamos de exhacerbar algunas cosas que nosotros detectamos que le gustan a la gente o que son más llamativas para lo que publicas, pero que también son parte de nosotros, solamente que quizás las exageras más, quizás no siempre estoy triste, es algo importante. De hecho muchos años yo me consideraba un farsante, en el sentido de que escribía canciones muy tristes, pero en un porcentaje alto de tiempo yo no estaba triste, salvo este último año, que ha sido muy duro, es decir, para mí, pasaron cosas que sí llegué a estar muy triste, pero ahorita creo que estoy muy bien, muy estable, creo que están funcionando las cosas, entonces no me preocupa, tengo muchos retos por lograr y como que soy una persona que le gusta el camino a largo plazo, voy pasito a pasito, como que no tengo prisa.

4: Hablas de que te considerabas un farsante, ¿el músico puede llegar a ser un farsante sobre el escenario?
Sí, hay muchos farsantes, muchos farsantes. Y está bien darse cuenta de quien es un farsante y quien no. Difícilmente un farsante va a lograr conectar con el público de manera sincera, como las canciones inventadas, las canciones que no viviste, que no sentiste, así no funciona el arte, según yo, no puedes plasmar el sufrimiento ajeno.

5: ¿Por qué te considerabas un farsante? ¿Tratabas de cantar cosas o decir cosas que no te habían pasado?
No, porque de repente llegaba la hora de cantar y decía, ay cabrón, hoy voy a cantar puras canciones tristes y una feliz, y yo me sentía feliz en el acto, llegaba a cerrar los ojos como para decir, "créanmela".

No significa que cuando escribí la canción no sentí eso, porque nunca he escrito una canción que no he vivido y nunca he forzado una canción como para añadirle una historia que no viví; entonces, por eso, porque, ¿cómo alguien que se siente muy feliz puede ir y cantar canciones muy tristes y aún así, que la gente le crea?

6: Es hasta cierto punto volver a vivir el cómo te sentías cuando escribiste la canción
Lo que pasa es que la canción se hace más grande que nosotros, que la persona, y la canción tiene su vida propia y la canción interpretada nunca es la misma, depende del espacio, como resuena, como hace ese espacio que te sientas, y como suena tu voz ese día, y como suena tu guitarra ese día, y tantas cosas.

7: Al final de cuentas es la emoción
Me ha pasado que tengo una canción que me duele mucho y la cantas los primeros días y todavía te duele, y llega un momento en el que cantas la canción y ya no duele.

8: Ya no me duele, pero está bien chingona, ¿no?
Exacto, con la gente cantando y sufriendo y tú dices, ah, qué chingón, ya no me duele. Como un acto, es como un ritual.

9: Es un ritual donde la hostia, si lo queremos ver así, es mucho más fuerte que nosotros
Por eso ahora que decidí asumirme como compositor -porque nunca me había asumido como tal hasta que decidí hacerlo yo solo, a pesar de que ya llevaba muchos años escribiendo la mayor parte de las canciones de los Tungas, ahí me consideraba parte de una banda- pero una vez que decido hacerlo yo solo, digo, pues ahora todas las canciones son mías y yo decido el arreglo y yo decido cuando las grabo y como las grabo.

De repente te das cuenta de que sí puedes hacerlo, y asumirte como compositor ya es otra palabra, es una cosa, nunca me había sentido artista hasta que dije, puedo escribir canciones toda la vida y puedo conectar con las personas porque sé que las personas se sienten como yo me siento.

10: Eso me llama la atención, ni siquiera en tu etapa de Tungas, siendo que por el tipo de sonido, la música es mucho más fuerte
Como que te sientes parte de algo, pero no te asumes a ti mismo como el único responsable de eso. Tiene poco realmente, y como que me ayudó mucho juntarme con Marino (Chingadazo de Kung Fu), juntarme con personas y empezar a leer mucho de compositores, dejé de escuchar bandas y empecé a escuchar compositores; también es eso, un paso como de, este wey escribió nuevas canciones y voy a escuchar todas las canciones que escribió ese wey y a ver cómo lo hizo. Estoy empezándome a clavar con cantautores últimamente.

11: ¿Con qué cantautores te empezaste a clavar más?
Pues el último año, de entrada, Sabina siempre me ha gustado, pero me empecé a clavar más en cómo escribe Joaquín Sabina; también empecé a escuchar a otro español que se llama Fito y los Fitipaldis, tiene su banda, pero él es solista y para mí es el pinche mejor letrista de rock que hay y trato de escribir como él, escucho Fito todos los días que puedo; también está Leiva, el que era de Pereza, tiene tres discos enteros y tiene letras brutales, además él produjo el último disco de Sabina, entonces como que empecé a buscar más cosas de él; luego Coti, me empecé a clavar mucho con Coti. Mi relación con Coti fue a través de Julieta Venegas, Julieta Venegas era una de mis músicos mexicanas favoritas, sus primeros dos discos me impactaron muchísimo, me clavé mucho y me di cuenta de que, ¡ay cabrón!, las canciones que más me gustan de este disco las escribió Coti, entonces me clavé un chingo en Coti, en sus canciones, en las entrevistas que ha dado; luego Bruce Springstein, cosas en inglés, es un solista de toda la vida que evolucionó su manera de escribir música. Natalia Lafourcade también, porque me parece que ella tiene una forma de componer muy diferente a todos, es un estilo bien raro; evidentemente creo que nunca podría componer como ella por lo diferentes que somos hasta en nuestras vidas, pero es interesante analizar cómo componen; es como eso, como descifrar las canciones, porque la música tiene una relación con todos los seres humanos muy íntima, entonces como compositor tratas de escribir una gran canción.

12: ¿Te clavas con eso de que la siguiente rola tiene que ser una gran canción?
Pues todos tenemos eso. Hay canciones muy diferentes y siempre tienes una expectativa de cuál es la canción que va a funcionar y nunca sabes cuál es la canción que la va a romper.

13: ¿Pero esperas de las 12 canciones del disco al menos 10 puedan ser potenciales sencillos?
Yo creo que de las 12, seis podrían ser sencillos sin un pedo. No creo que tenga una canción tan débil. Son canciones bien orgánicas, bien directas. A mi manera de ver, tienen lo que tiene el Orinando Contra El Viento del Chingadazo de Kung Fu, ¿sabes?, como ese lenguaje tan sencillo y tan concreto.

14: Con una retórica mucho muy diferente, ¿no?
Sí, o sea, otra cosa.

15: Sin afán de etiquetar, no tan punk
Exacto, los Chingadazo de Kung Fu son las relaciones adolescentes y una manera de tratar el tabú de las drogas y por eso es lo que es. Para la mente de un adolescente es como wow.

16: Gracias por lo de adolescente (risas)
Quizás tú no te identificas con la parte de las drogas, pero sí con la del divorcio, por más que los más fans sean adolescentes que les mama lo que dice Marino, pues está escrito por alguien de 30 años divorciado.

17: Casi nada... Ya tocamos el tema del punk, ¿cómo fue pasar tal vez de escribir el Vamos Perdiendo El corazón hacia una onda mucho más tranquila?
Ese disco lo escribimos hace cuatro o cinco años y ahora lo escucho y le tengo mucho cariño, pero tiene muchos errores de producción que yo no volvería hacer. Nos faltó que hubiera alguien que nos dirigiera y que nos dijera qué había que hacer y qué no había que hacer, porque hay canciones que desperdiciamos, que podían haber sido sencillos potenciales y no hicimos las cosas bien, a pesar de que dimos nuestro mejor esfuerzo, creo que pudo ser un mejor disco, y creo que cualquier cosa que hagamos en un futuro va a ser mejor que eso.

Y luego el salto fue, lo primero que hice fue, las primeras canciones que escribí, voy a tratar de escribir algo súper lento que nunca podría tocar en los Tungas, como, a ver, esto nunca lo tocaría en los Tungas y fue la primera canción que hice, una que se llama La Búsqueda del Tiempo Perdido, fue la primera que grabé y nunca me gustó cómo quedó grabada y nunca la toqué en vivo, pero ya la estoy regrabando, porque alguien, una muy buena persona me dijo que era una muy buena canción y le estoy haciendo un arreglo diferente y como que encontré que el coro es lo que vuelve loca a la gente y que el problema eran los versos, que estaban tediosos e hice algo que saldrá eventualmente. Y después fue como, puedo hacer esto, y en ese mismo proceso me compré -empecé a tocar la armónica, llevo mucho tiempo tocando la armónica, pero nunca había tocado armónica y guitarra a la vez y dije, a ver qué puedo hacer con esto.

El siguiente paso fue okey, mi nueva faceta es aprender a armonizar una guitarra acústica con una armónica; entonces empecé a hacer patrones y me di cuenta que eran canciones de punk porque en realidad estoy dando las mismas vueltas del punk, pero al tocar la armónica es folk y puedo hacer canciones muy fácil y se me empezó a facilitar hacer canciones cortitas con la armónica y con cosas muy mías, cosas que no había dicho en los Tungas, una forma de decir las cosas más, ¿cómo decirlo?, más, desnudo, wey, como que con los Tungas escribía algo y era como, esto se lo tengo que enseñar a estos weyes y me tienen que decir si les gusta o no, y aquí era, esto no se lo tengo que enseñar a nadie, hasta que lo suba en internet y ya; entonces era eso, me permitía escribir muchas más cosas sin preocuparme por lo que fueran a pensar; era como, puedo tomarme una foto desnudo, pero no puedes ver mientras me la toman, pero la puedo subir a internet, pasa, o como el hecho de puedes verme en traje de baño, pero no puedes verme en ropa interior, son canciones mucho más íntimas, son canciones en ropa interior como nunca las había hecho.

18: ¿Te costó trabajo?
No, fue como un proceso muy... Al principio no sabía si me estaba tomando en serio o si los demás me estaban tomando en serio y empecé a tocar mucho y fue como, le empezó a gustar mucho a la gente y fue como, puedo hacer esto sin un pedo para siempre, es duro, pero es un camino que ya han recorrido antes otras personas y se puede hacer.

19: ¿Qué es lo que más disfrutas?
Lo que más me gusta es viajar, conocer lugares y comer cada que toureamos. Este Tour de las Lágrimas es lo mejor que me ha pasado desde que soy solista porque viajar con Marino y con Diego (Dromedarios Mágicos), es una experiencia súper divertida. ¿Es que sabes?, viajar solo es súper triste, wey; para que veas, eso sí es súper triste, me cuesta mucho lidiar con eso, irte solo al autobús y yo solo lidiar con eso, con las personas y todos los asuntos yo solo, vender yo solo la merch es súper triste. Entonces no iba nadie. Ahora vamos tres personas y hay súper buena vibra, todo se distribuye, tenemos nuestras bromas locales y con quien compartir.

20: Tienes con quien hermanarte, ¿no?
Exacto, no somos una banda, pero somos tres solistas.

21: Hablando de tours, ¿qué pasó en en Monterrey cuando los Tungas se quedaron varados?
Estuvo de la verga, eran los últimos shows del año de los Tungas. Íbamos a ir a tocar a Monterrey que era la despedida del Vamos Perdiendo el Corazón, porque Monterrey, yo creo que fue la ciudad que mejor recibió ese disco después del DF.

La primera vez que fuimos a Monterrey después de ese pinche disco, antes de ese show nunca habíamos metido más de 80 personas, normalito, pues y de repente fuimos al Nodriza y había más de 200 personas en un febrero frío, helado y adentro el Nodriza estaba sudando, qué increíble, ¿no? Yo creo el mejor show de Tungas en Monterrey. Entonces queríamos cerrar este ciclo para sentir esa emoción y luego teníamos un festival en Torreón.

Nos fuimos, era un viernes, salimos de aquí (CDMX) a las dos de la mañana, queríamos llegar con tiempo para ir a comer y todo eso; habíamos leído lo de la tormenta de nieve pero dijimos, pues es de día, llegamos.

Calculábamos llegar a Monterrey a medio día y a la altura de San Luis Potosí, pasando Matehuala, vimos y fue como, ah, está como nevando, ¿qué verga?, ¿dónde estamos?, seguimos avanzando y la carretera paraba y avanzaba tantito, hasta que ya, paramos y entre tráilers y carros nos dimos cuenta que llevábamos parados tres o cuatro horas, fuimos a preguntar y ya nos dijeron que se congeló la carretera; nos quedamos dormidos otro rato hasta que ya, vimos que eran las seis de la tarde y no avanzábamos, estábamos a una hora de Monterrey, llegando a Saltillo, es una pista equis, ya estábamos ahí; dio la noche y nada, y fue como el frío cada vez estaba peor y nos dimos cuenta de que este pedo iba a valer. Empezamos a forzarlo, nos metimos en sentido contrario por el otro carril a ver hasta dónde llegábamos; total que no pudimos pasar de la otra caseta y ya no había camino de regreso. Nos quedamos ahí donde pudimos, cenamos en una cenaduría de un pueblo que se llama San Rafael, no habíamos comido en horas porque cerraron los Oxxos, cerraron todo, una situación de la verga y unos federales dijeron, "no pues la pista está cerrada, no creemos que la abran hoy", y avisamos que ya no íbamos a llegar a Monterrey, nos quedamos a dormir en la camioneta a siete grados bajo cero; lo bueno es que éramos muchos y nos dábamos calorcito, pero es la peor noche que he pasado en años, yo nunca había estado a un lugar bajo cero, de la verga; la noche era prender un poquito la calefacción, luego apagarle porque no puedes dejarla prendida porque te puedes ahogar, alguien decía, "¡aire!", prendíamos, nos quedábamos dormidos hasta que alguien la apagaba. Nos dieron las seis de la mañana, nos despertamos y dijimos, hay que informarnos a ver qué pasa. Nuestra intención era, ya chingó a su madre el show de Monterrey, pero podemos ir hoy al de Torreón, pues íbamos con Los Viejos, preguntamos y ya nos dijeron que "la pista la abren a las 12 del día si la abren", eran las seis de la mañana y llevábamos varados 18 horas, entonces, hambre, cansancio y ya dijimos, si logramos salir hacia atrás nos regresamos, no hay forma de llegar a Torreón y ya nos regresamos a la Ciudad de México. No logramos tocar en ningún lugar, no nos pagaron, no nada.

22: ¿Esto qué le deja a la banda?
La neta es que yo quedé muy triste. Eran nuestros últimos shows del año, queríamos cerrar un ciclo. Era como cerrar nuestro ciclo del disco. Un show que no sé si lo volvamos a hacer o no, el plan es sí hacerlo, pero no sabemos cuándo, ¿sabes? Como que queda un pinche vacío ahí.

Al mismo tiempo estamos tratando de terminar el nuevo disco. Los Tungas estamos en un proceso de transición en general, de que cada quien está viendo cómo le hace para pasar la vida adulta y además la banda está viendo cómo sobrevivir, wey. De que podría sobrevivir podría sobrevivir, pero sabes, queremos hacer algo mejor y creo que somos tan ambiciosos que no podríamos soportar hacer algo que no sea mejor que lo que hicimos antes, como estamos en esa batalla de seguir vigentes, de seguir haciendo cosas que signifiquen y que eso no arruine nuestras relaciones personales, como eso, es muy complejo wey, todo lo que implica; Negri ya tiene dos hijas, Rojas vive con su morra, que su morra ya tiene dos hijos, pero ahora ya va a ser papá, como que todo esto ya está cediendo.

23: Cabrón, eres adulto ya wey, ¿no?
A todo mundo le llega ese momento. En nuestro último disco todavía éramos post adolescentes y ya no.

24: Ya pasó esa parte de "crecer es darte cuenta que todo es tu culpa y va a estar bien" y ya se están dando cuenta. ¿Es complicado para la banda?
Sí, yo lo veo como un reto. ¿Cómo le vamos a hacer para escribir canciones wey? ¿Cómo le vamos a hacer para hacer cosas? ¿Cómo le vamos a hacer para tourear con estos weyes siendo papás? Por eso decidimos ahorita darle pausa. Ya no vamos a agarrar shows hasta que no saquemos el nuevo disco.

25: ¿Ya tiene algo de este nuevo disco?
Sí, tenemos música como de ocho rolas, nueve rolas, nos falta escribirlas, de letra tenemos como tres o cuatro, pero la neta es que si nos concentráramos en dos meses quedaría, pero el pedo es que ahora es bien difícil juntarnos, wey.

26: Por el pedo de los tiempos, de quienes ya son papás, quien está por serlo
El pedo es que ellos no pueden entre semana y en fin de semana yo toureo.

27: El panorama no parecería ser el más sencillo...
Sí, está duro, pero por ahí yo tengo planes. Tengo un plan interesante de que el disco no sea sólo un disco.

28: ¿Ya tienen pensado con quién lo van a producir?
Hay un wey, que yo confío mucho en él, Damián Viscotti, que es el baterista de Cadena Perpetua, una banda de Argentina. Ese wey es muy buen productor y yo confío mucho en él en ese sentido; siempre que tengo un demo se lo mando y él me da comentarios. Entonces como que cuando tengamos todo todo listo, nuestra idea es traerlo y que él produzca el disco aquí.

29: Justo ahora que tocábamos el tema del punk, lo platicábamos hace más de un año, el punk mexicano tiene una influencia muy fuerte de lo que ocurrió en Argentina. A ti en este caso, ¿cómo te influenció? Más allá de que en una canción de Tungas hay un extracto de la que tal vez sea la canción menos punk de Attaque 77 (La gente que habla sola)

Como gente de habla hispana a mí la música en español, es un hecho, como hispanohablante no hay forma de que conecte más la música en inglés que la música en español y eso va para toda la gente que va al Corona Capital y cree que conecta más con ellos los Foo Fighters que Tungas, o sea, nunca en la vida, no hay forma, es algo cognitivo.

Cuando descubrimos el punk rock fue así de no mames, ¿qué es esto que se llama Dos Minutos y qué es esto que se llama Attaque 77 que tocan lo que nos gusta pero en español? Eso te cambia la vida para siempre, que esté en tu idioma. Es un planteamiento hasta epistemológico, filosófico, la música en español te toca más. Y cuando pasó eso, empezamos a descubrir un montón de bandas y eso como que la banda fue de podemos hacer esto en español. Al mismo tiempo me pasaba un poquito que encontraba la contradicción de que me gustaba mucho 301 Izquierda o Big Sping o Art Spin y era como, ¿por qué estas bandas cantan de repente en inglés? Como que sí están chidas las rolas, me gusta la música en inglés, pues escucho Green Day, pero no sé. No hay forma de que comuniques más. Y además, ¿sabes qué?, es gente que habla de una realidad que conoces más, que es la realidad latinoamericana. ¿Qué verga puedo sentirme identificado con una canción que habla de los problemas sociales de Estados Unidos, wey? Me siento mucho más identificado con Argentina está enferma y la deuda es eterna, ¿sabes? En Latinoamérica tenemos las crisis de los países pobres. Y eso me pasó cuando fui a esos países y dije, esto es más México que otras cosas, wey. Vas a Estados Unidos y nunca te sientes de ahí, nunca te identificas ni con caminar en sus banquetas bonitas, pero vas a Centroamérica y es como México, aquí sí está puteada la calle, aquí sí el transporte público está culero, y sus políticos.

30: Tendrías que haber vivido allá para sentirte de allá
Sí wey, somos latinoamericanos

31: Hablando del tema del idioma, hace un año, quizá menos tiempo, hablabas mucho de futbol, en especial del Real Madrid, ¿qué te hizo sentir tan identificado con el Real Madrid?
Es algo bien raro porque siento que me contradice un montón; no me siento orgulloso de irle al Real Madrid porque el Real Madrid es un equipo de mierda, es un equipo poderoso, con aficionados fascistas; representa todo lo mierda del mundo. Pero al mismo tiempo llega un punto y le voy desde niño, porque jugaba Hugo Sánchez y mi papá me ponía los partidos de Hugo Sánchez, mi ídolo de chiquito, Ronaldo (ndr: Luiz Nazario, el brasileño), terminó en el Real Madrid, y me fui identificando de a poco. Primero, Hugo Sánchez, luego la Champions del '99 contra el Valencia con Raúl, que era mi delantero favorito. En ese entonces obviamente no le veía las implicaciones políticas al futbol y después creces y dices, está bien, es un pinche deporte y yo no, o sea, no voy a cambiar de equipo nomás porque el equipo no es políticamente correcto. Si decidiera mi equipo a esta edad, no le iría al Real Madrid, pero ya le voy.

32: Pero es que además, corrígeme si me equivoco, uno no decide su equipo en una etapa más adulta
Ya no puedo ver un partido del Atlético de Bilbao y decir, golazo, golazo, ya no lo sientes, por más que digas, este equipo es chido, ya no siento nada. Tendría que irme a vivir a Bilbao e identificarme con los símbolos y con otras cosas para poder sentir cosas por ese equipo. Como que se relaciona mucho con otros significados, como mi carga simbólica de la infancia y de ver el futbol con mis hermanos. Mi contención favorito de todos los tiempos, Fernando Redondo, ese wey era para mí el jugador más grande.

33: Fernando Redondo era el más punk de los jugadores del Real Madrid. De entrada el decir, no me corto el pelo y me vale madres quedarme sin Mundial, porque no me vas a cambiar pinche entrenador, Passarella, que en su tiempo traía el pelo largo, ¡pinche hipócrita de mierda! (risas)
Redondo era un wey como los argentinos, que tienen una conciencia ideológica más fuerte, leen más. Y a ese wey le valió madres perderse el Mundial, a pesar de que era el último Mundial que podría haber jugado.

Hay un razonamiento lógico que puse cuando subí mi foto del Real Madrid y todo mundo empezó a decir, ah, pinche equipo fascista, y no sé qué.

34: Si, a huevo, de niño ibas a saber lo que era el fascismo. Además a esa edad tratas de identificarte con el equipo que va ganando. A ningún niño le gusta estar con el equipo que pierde.

De niño no entiendes eso. Ahora sí me identifico con los equipos perdedores, me gustan los equipos perdedores. Ahora entiendo que quizá tengo algo de perdedor.

35: ¿Con qué equipo perdedor te identificas?
Con los Pumas, wey. No es un equipo ganador en realidad. No es un equipo que tenga el mayor presupuesto.

Por ejemplo, cuando fuimos a Argentina, el Atlanta de Villa Crespo, que es un equipo como de la Tercera División y ahí me identifiqué porque estábamos en un barrio que se llama Villa Crespo y veía que tenía pintas en todas las paredes, Atlanta Villa Crespo y había paredes de Los Ramones y de la Polla Records y dije, este equipo es punk. Y luego me contaron la historia de descensos y de que sale todo mal y que están a punto de subir y el portero mete un autogol así (NDR: actúa con el brazo al portero despejando y metiendo el balón en su arco) y dije, este es mi equipo, no importa porque tiene la mejor afición de todas, como que el hecho de asumir que no se trata de ganar.

36: Como la letra de Carajo (El Que Ama Lo Que Hace) que dice justo eso, que no se trata de ganar, sino de saber jugar.
No conozco la canción, pero el hecho de ser punk se trata justo de eso, de asumir que no te toca, como una canción nuestra que dice que no nacimos para triunfar. Y ese también es un poco el estilo de los Tungas, asumir que no nacimos para triunfar, nacimos para, vivir, wey.

37: Lo normal es no ganar todo el tiempo
A mí me recuerda, no sé, estoy viendo una serie que se llama Atlanta, no sé si ya la viste, la hizo Childish Gambino, que es un rapero; el año pasado ganó el Emmy por mejor serie y el mismo año ganó el Grammy por mejor disco, o sea, un ganador. En la serie habla mucho de la derrota. El personaje principal que se llama Earl, en el capítulo 1 o 2, no recuerdo, tiene una frase que me deja muy marcado y dice, wey, ¿será que existimos personas en este mundo que nuestro destino es fracasar, que tengamos que fracasar para que el universo esté balanceado, porque hay ciertos vencedores y hay ciertos perdedores? Si lo piensas así, el primer lugar es uno, y los demás somos un chingo.

38: Y no necesariamente está jodido ser ese chingo que está debajo del 1
Exacto. Hay pequeñas victorias en las derrotas y hay grandes derrotas en las victorias. Está comprobado que todos aprendemos más del fracaso.

39: De nuevo, se trata de saber jugar
Exacto. Estoy en eso. Mi vida está en ese momento en el que quiero ganar, pero si no gano, no importa... aunque sé que puedo ganar (risas) y me gusta ganar, un chingo, y me caga perder.

40: Volviendo al tema del Real Madrid, maldito ADN del Hugo Sánchez que ganó un chingo
Soy muy competitivo y no me canso, y no me canso, y no me canso, y no me canso. Si tengo una convicción de algo voy a hacer hasta lo imposible porque suceda.

41: Retomamos el tema de la música, ¿para ti, qué sería ganar con el proyecto de Andrés Canalla?
Pues así, viéndolo en una visión que para mí sería increíble, puta, llenar el Teatro Metropolitan y ver mi nombre ahí, en esas letras doradas.

42: Hablando del Teatro Metropolitan, ¿qué pasó con lo de Pepe Madero? ¿Ibas a abrir el show que dio ahí?, ¿no?
Originalmente le iba a abrir varios shows, pero, él ya le había prometido ese show a unos amigos suyos que fueron los que abrieron, se llaman Hey Bésala y me dijo que "yo soy un wey de palabra y no te puedo poner en este show porque ya les dije a ellos, pero el próximo show en DF te lo doy". Entonces en teoría le voy a abrir su próximo show en el DF, en teoría, pero no se sabe hasta que se sabe.

Le abrí en Tijuana, en el Teatro Diana (Guadalajara), en Querétaro y no me acuerdo en dónde más. Pero bueno, como que he desarrollado una muy buena amistad con ese wey a partir de la música.

43: Eso te iba a decir, me platicabas que le gustan mucho tus canciones
Sí, nos empezamos a hablar porque a él le gustó mucho la primer canción que saqué, la de Centro Médico y después como que empezamos a dialogar más como compositores, "a ver wey, ¿qué estás escuchando tú?", y ya le pasaba lo que estaba escuchando y, "¿qué estás leyendo tú?", y ya me pasaba lo que estaba leyendo.
Además le paso las canciones que estoy escribiendo, las que todavía no han salido, "¿cómo la vez?" Y él me pasa unas canciones suyas que está haciendo. Como que tenemos un diálogo de amistad entre compositores que yo nunca había tenido con nadie y está bien chido.

44: Y lo estás teniendo con alguien que hace más de diez años fue, me parece que junto con División Minúscula y Allison, quien tuvo la primera explosión del happy punk en México
Sí, no mames, ellos lo explotaron de forma muy cabrona. Yo un día lo entrevisté al respecto en una entrevista que nunca saqué, pero es una entrevista que está bien chida, ahí la tengo grabada. Le traté de preguntar -como una persona curiosa- ¿cómo fue para él escribir el disco?, ¿cuál fue para él el disco que cambió todo?, ¿cómo escribiste la canción que explotó?, porque eso es lo que te digo, el sonido que va a cambiar toda tu vida.

Ahora que estoy leyendo el libro de Bruce Springstein, ese wey cuando escribió el disco de Burn To Run le cambió la vida; antes era un wey de medio nivel, ¿sabes?, como nosotros somos ahorita, un artista que tourea todo el país y que tiene su disco y normal y a veces tienes dinero y a veces no; cuando sacó ese disco se compró una casa y un Corvette. Quizá no va a pasar con nosotros porque son otros tiempos, porque ya no ganas ese dinero de la música, pero, sí hay una canción que te puede cambiar la vida y para ese wey (José Madero) fue la de, ¿cómo se llama la de Transplante de Corazón? -Cita en el Quirófano- esa wey, esa canción les cambió toda la vida. Es el artista que es ahorita y tiene el reconocimiento que tiene y el nivel para llenar lo que llena porque tuvo esa explosión en ese momento; yo supongo que él no sería quien es ahora si no hubiera tenido esa canción.

45: Te pregunto ahora y lo trasladamos -ah, es la parte complicada de las entrevistas, cuando te das cuenta que hay dos vertientes chingonas después de una pregunta-, ¿ya salió la canción que le cambió la vida o que le pudo cambiar la vida a Tungas, o a Andrés Canalla?
No, no, yo creo que no. Más bien la canción que me cambie la vida a mí yo creo que todavía no, y al mismo tiempo no sé si esa pueda ser canción de Tungas o de Andrés Canalla, pero si me lo preguntas a mí, creo que puede ser de Andrés Canalla.

46: ¿Por qué?
Pues no sé, wey, siento que puedo ser más yo cuando escribo para mí. No porque lo que hagamos como Tungas no pueda ser increíble, bueno, quien sabe, no estoy tan seguro de eso. Más bien tengo unos planes diferentes con Tungas, que no están enfocados sólo en canciones, como que ya, lo que va a cambiar las cosas con los Tungas, lo que quiero es que escribamos un libro, entonces, si ese libro está chido, acompañado de un disco, obvio, bueno, no sé, la neta es que nunca sabes, también tengo unas canciones de Tungas que creo que están cabronas... no sé. No sé ni siquiera si de estas canciones que voy a sacar como Andrés Canalla, una sea esa gran canción, pero, si no está en este, va a estar en el siguiente, porque estoy mejorando y cada vez entiendo más cosas. Ser un compositor es un juego de tratar de entender la vida, porque te tratas de entender a ti y tratas de entender lo que quiere el público y tratas de entender cuándo es el momento para hacer las cosas, ¿sabes? Porque hay canciones que si no salen en un momento no funcionan. Hay tres cosas, están nuestros tiempos, está el artista y está el público.

47: A final de cuentas es un proceso tan complicado por todo lo que está alrededor, ¿no?
Exactamente. O, quizá hayan grandes artistas que tuvieron su gran canción, pero nunca fue difundida como tenía que ser. Pasa eso, wey.

48: Tal vez todavía no descubrimos que esa fue su gran canción
Hay una historia muy triste de una banda que se llama Badfinger, que eran de la época de Los Beatles y para Paul McCartney eran la banda más chingona que existía, sabes, como de weeeey, ¿por qué Badfinger no está ganando millones de dólares como nosotros? Él estaba obsesionado con ellos y escribiendo varias de las canciones más cabronas, pero nunca fueron exitosas. Alguien de Los Beatles hizo una disquera y ahí estaban ellos y eran una banda como de la casa, con discos majestuosos, pero nunca fueron un hit. Un manager se los chingó, perdieron mucho dinero, dieron su vida por la música. Cantaban dos y componían dos. Uno de ellos se suicidó porque no aguantó el fracaso y luego alguien más grabó una canción de ellos y se volvió un puto hit, que Paul McCartney dice que es la canción mejor hecha de todos los tiempos, que es la de "Can't live, if living is without yo, can't live" (la canta) es de Badfinger y la grabó otro wey que se llama Andreas Nilsen o no sé qué. Entonces que fuera un éxito con ese wey, el otro wey no pudo soportar eso y se suicidó también.

49: Hay muchas bandas en esta ciudad que han vivido eso y no meten a más de 20 personas en un bar
Y es que eso es lo mágico de la música. Sabes, como de, tienes este reto de que hay una canción que me va a hacer pasar de meter 300 personas a meter 3 mil, y la tengo que hacer.

50: Y además la tengo que hacer y la tengo que difundir de la manera correcta.
Es ahí, wey. Tienes que tener muchas agallas para hacerlo.

Pausamos. Aldo debe ver al ingeniero de grabación del Rufián Estudio -que administra- y está cerca de dar la hora. Decidimos continuar la entrevista una vez que lleguemos al estudio y mientras tanto, de camino, hacemos algunas fotografías.

51: Estábamos hablando de hacer esta canción que te ayude a pasar de meter 300 personas a 3 mil, y que tampoco hay una receta. ¿Cómo pretende hacerlo Andrés Canalla?
Está la cuestión de la exposición, de cómo chingados haces que tu canción se comparta un chingo, para que llegue a un público. Velo en el paradigma LNG/SHT o Chingadazo de Kung Fu, digo ellos todavía no llenan el Metropolitan, quizá LNG/SHT ya podría, no sé si quiera hacerlo. Como que está la cuestión de, tienes un sencillo que empieza a súper pegar, suena en la radio, los morros lo empiezan a compartir, lo empiezas a tocar en todos lados. Como que está esa forma y luego también está la cuestión, tener aliados, aliados clave. Y en este caso, pues si, sí le abro el show a José Madero en el Pepsi Center, eventualmente ahí me estoy enfrentando a un show de 6 mil personas, que no lo tienes todos los días. Para cuando salga ese show, yo ya quiero tener un chingo de cosas afuera, para que toda la gente que me vea ese día ya vea alguien que esté como más hecho, no alguien que tenga dos o tres canciones.

52: Sí, alguien que no entró sólo por ser amigo de Pepe Madero o porque le gustó a Pepe Madero
Exacto, como que yo ahí voy a robarme a la gente. No en el sentido de que ya no les guste ese wey, sino que voy a poder acaparar un público súper chido.

53: Y que además es público potencial para ti
Como que tienen que pasar esas cosas. Por eso espero tener para ese entonces otros tres sencillos. Si sucede que saqué las canciones correctas, para medio año ya podría estar en una posición mucho más cómoda, espero, o no...

54: A final de cuentas, tocamos el tema de otra banda, seguir perdiendo
No sé. No creo que haya un show a estas alturas de la industria musical y de la forma en que consume la gente, no creo que haya un show que lo cambie todo, no creo que haya un show que defina todo; si le abrías a un wey así en los 80's, sí marcabas al público porque no había tantos conciertos así ni tantos artistas haciendos cosas. Sí tenías un impacto más cabrón. Pero sí hay una canción que puede. Sí pasa, como Little Jesus, que creo que empezó a pegar con una canción. Como que tiene que ser así, muy natural, entonces ya no pasa que tienes una disquera. Bueno, en el mundo del mainstream sí.

55: Pero aún así, es el público. Si te agarra una disquera y resulta que invierte millones en una persona sin fans, no va a pasar nada, o sólo van a tener un hit que medio pegue
Por eso las disqueras firman a weyes hechos, que tienen meses y años de carretera, que ya tienen un disco. La gente que llena lugares son gente del mundo independiente, como Little Jesus, que ya llenan El Plaza y luego el Teatro de la Ciudad, son gente que tiene herramientas, pero iniciaron de la manera independiente.

56: El hecho de que una disquera te firme se vuelve un premio
voy a decir algo medio duro, pasa como con División Minúscula, que quizá sus discos más trascendentales y más vergas, son de momentos en que sus vidas no eran tan cómodas, como lo son ahora, quizás. A pesar de que me gusta División, tiene dos discos o tres, que no están bien pasados de verga. División sigue llenando pero...

57: Pero llena con un 80-90% del set que hicieron hace 10-12 años
Escuchas lo más nuevo y no hay nada que, no sé, las mejores cosas de Javier Blake son cosas de antes.

58: El disco de División está muy cabrón y me jode que no haya pegado. Hicieron un disco con rolas muy cabronas, como Diamantina, Humanos Como Tú y Voces y digo, verga, no pegó.

Justo esas tres rolas, mencionaste las mejores, las tres mejores. Esas rolas son tan buenas rolas que hubieran estado en cualquier disco de los anteriores. Se hubieran colado. Los otros discos tienen canciones mucho más sólidas, como que, a pesar de que sí es un disco que me gusta y que respeto, no es, no es nada trascendental, te pierdes en ese disco, te pierdes con tantas canciones medianas y ojo de quien estoy hablando, que ya pasaron los años para poder decir que no pasó nada.

Sabes, el Sirenas está bien cabrón, es un disco que yo respeto bien cabrón, fue cuando se salió Richie de la banda, que hubo un buen de cambios y al final ese disco lo compuso casi todo Javier, y escuchas las capas de guitarra, y el nivel de composición y dices, ay cabrón, wey, ahí no había más guitarristas, lo fueron a grabar a Los Ángeles Luque, Javier y Kiko, ah, y Bucho que es el tecladista, que después para tocar ese disco tienes que meter a dos guitarristas, regresa Richie y metieron a Efrén.

59: Con División justo, a mi entender, y es un tema que quería tocar contigo, empieza a resurgir de a poco el punk rock o el happy punk después de la explosión que tuvo a mediados de la década pasada. Y salen bandas como Say Ocean, El Chingadazo, Allison vuelve a tocar más. Y es como, hagamos que el happy se vuelva cool.

Creo que ese género siempre le ha gustado a la chaviza. Se empezó a volver un género que más allá de la música, conceptualmente empezó a abarcar la mente de más gente. El hecho de que LNG/SHT haciendo rap hablara de todo eso y luego bandas que sí lo tocan, como que se empezó a hablar más; ya venía súper arraigado en el imaginario de los jóvenes, a nosotros nos marcó una época y nosotros empezamos a marcar otra época, como que fue agarrar una oleada de antes. Son ciclos del arte.

60: Formando parte de esta nueva oleada, ¿te gusta lo que suena ahora?
Me gusta lo que pasa como escena, musicalmente quizá ya no, no porque no sea bueno, sino porque ya no es lo que me interesa. Es lo que te decía hace rato, escucho otras cosas; Spotify te enseña lo que escuchaste antes y discos de punk hace un chingo que no escucho.

Hacemos una pausa larga para escuchar y compartir comentarios respecto a la canción que Aldo está produciendo en su estudio. El ingeniero le hace algunos cambios que él le va pidiendo.

61: En uno de tus temas dices que "el que no está triste, no puede escribir canciones", pero esta es una canción que ni de pedo escribes triste
Es bien raro. Esta se la escribí a mi ex novia de hace un chingo años. Se llama Mis Anacronismos y los tuyos, y entonces fue así, de, ay cabrón, ¿por qué chingados le escribí una canción de amor a mi ex novia de hace dos años? Le terminé escribiendo algo que siempre le quise decir y que nunca le dije, y que para mí fue como, esta canción te la escribo sólo para cerrar el ciclo, para tener un buen recuerdo. Terminamos porque no éramos compatibles, no pasa nada, pero, era esa batalla como de, wey, hay que desayunar y ella no quería desayunar y era como, no te va a hacer bien, era como recordar bien; está cagado, porque cuando terminé con ella empecé a salir con otra morra que era cantante, me gustaba nomás porque cantaba y fue como no tengo porqué salir a huevo con alguien que cante bien vergas, entonces es, no necesito que cantes, que seas buena al volante, porque manejaba bien culero esa ex, no necesito que cambies, que me abraces al dormir porque a mí siempre me gustaba dormir abrazado y a ella no, no necesito que dejes de tomar aviones, siempre se iba, vivía en otro lado e iba y venía; esa canción es como de esa relación porque le estás diciendo -me gustas como eres- eso.

62: ¿Por qué pareciera tan difícil escribir algo bonito, algo de amor que no quiera decir, te olvido, que era lo que platicábamos con División hace ratito?
Es que el amor, cuando estás bien, wey, no necesitas nada más, no necesitas ni siquiera música, cuando estás feliz no necesitas nada, la felicidad es en sí misma; pero la tristeza sí, necesitas chupar, necesitas estar con tus amigos, porque necesitas cosas que te hagas sentir bien, porque cuando estás bien no necesitas nada más; por eso las canciones felices son como, meh, son personajes de reparto, algo secundario, las canciones felices.

63: Y por eso lo que decíamos hace un momento de División, sus mejores discos son de cuando estaban viviendo un momento complicado. ¿Se vale escribir una canción feliz cuando estás en el momento feliz?
Se vale, cuando estás en el recién enamoramiento está bien verga escribir una canción bonita porque le quieres decir a alguien que lo amas, entonces tratas de encontrar la mejor forma de decirle que lo amas, porque en realidad decir que amas a alguien es más bonito decirlo con acciones, como con acciones de todos los días, que alguien se sienta querido todo el tiempo es más bonito que escribirle una canción, como presentarle a tus papás, darle su lugar.

64: ¿Es más fácil escribir la canción en ese momento o después?
Yo no puedo escribir la canción al momento, necesito reposar las emociones.

65: ¿Ni siquiera cuando estás en el down más culero?
No wey, necesito asimilar todo porque cuando estoy mega feliz o mega triste no quiero ni agarrar la guitarra.

66: Aprovechando que hace rato mencionabas el tema de la full band, ¿va a cambiar en algo el show de Andrés Canalla?
Eventualmente mi sueño es ser un Bruce Springsteen que tiene su street band, siempre está más chido tocar con un chingo de músicos y hacer que los momentos de la canción se expandan y se contraigan, pero ahorita yo no tengo las posibilidades de viajar con una banda, ni de pagarle a una banda, pero eventualmente es la idea. Entonces, que me vean como toco solo porque este es mi momento de tocar así, pero después espero poder tocar solo con banda y que después alguien pueda verme otra vez solo y que sea distinto... pero la idea es tener una banda.

67: Ya casi para terminar, ¿qué expectativas tienes para este año aparte de lo que mencionábamos del medio año?
Aventar mi disco y wey, tourear todo el año, poder estar en una posición más, si el año pasado pude sobrevivir siendo músico, este año no quiero sólo sobrevivir, wey, ya quiero vivir de una forma más decente.

68: Aunque esto implicara, ya la última, aunque esto implicara hacerlo solo
Si puedo tourear todo el año con alguien lo voy a hacer, o sea con solistas, quien se quiera subir al barco ahí está. Como que ya hay varios que me han dicho, ¿cuándo hay otro volumen?, puedo entrarle, y pues...

69: ¿Hay alguien a quien tú se lo pedirías?
Yo quiero tourear con Belafonte, porque lo amo, porque amo sus canciones, y porque quiero que más gente valore su música y porque sé seríamos grandes compañeros de viaje. Entonces, si alguien se baja, se sube el Belafonte.




OTROS TEMAS >


Tags: entrevista con andres canalla de tungas



El 69 de Andrés Canalla
Entrevista
Rocksonico
entrevista con andres canalla de tungas
MAGAZINE 24/1/2018


Corporativo


Contacto
Anúnciate con Nosotros
Términos y Condiciones
Quiénes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
 Información para Medios

© RockSonico.com 2018
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES