Rocksonico.com


INTERNACIONAL >
JORGE DREXLER
Teatro de la Ciudad Reseña
Publicación: 26/9/2007

Jorge Drexler
Concierto en México
Por: Angel el Rocka Sanchez

“...no es la luz lo que importa en verdad
son los 12 segundos de oscuridad...”

México fue el país que presencio el cierre de la gira mundial con 12 Segundos de Oscuridad, el más reciente material del Maestro Jorge Drexler quien vino a promoverlo el pasado 22 y 23 de septiembre, después de que hace seis meses la fecha original fuera cancelada, por una fractura de escafoides en el pie derecho del cantautor durante una presentación el pasado 12 de mayo en Bilbao.

Eran alrededor de las 20:30 horas cuando el bello Teatro de la Ciudad quedo a oscuras con los espectadores como estrellas. Al fondo del escenario la luz de un faro traída desde Uruguay, entonaba los primeros sonidos que acompañarían una memorable e íntima noche.

Sin más, un pedazo de la tierra se ilumino y emanó la figura del creador del tema ganador del Oscar en 2005, Al otro lado del río. El Sr. Drexler agradeció la espera del público mexicano y fiel a su estilo espontáneo; tomó su historia clínica e improvisó sobre el escenario un especie de rap para explicar el problema médico que no le permitió venir a México como estaba planeado. Para este momento ya en el escenario se podía ver a los músicos que lo acompañaron durante toda la gira: el baterista de Bilbao Borja Barrueta; el español Diego Galás en el violín, mandolina, guitarra acústica y violín de agua, el argentino Matías Chela en la programación de efectos y sonidos, el uruguayo Gonzalo Gutiérrez tocando el bajo; y el español Huma en guitarra y efectos de sonido.

“...toda victoria es nada
Toda vida es sagrada...”

Entre risas y asombró de los presentes por tal genialidad, se comenzaron a escuchar los acordes de “Polvo de Estrellas” como recuerdo de aquel Eco de 2005.Así comenzó un frenesí de recuerdos, sensaciones, texturas, colores, nostalgia, alegría, de verás una experiencia musical de vida que todos chicos, grandes, enamorados, esposos y cuanto ser humano estaba ahí comulgo sin distinción..

“Es cierto que no hay arte sin emoción...”

Para hacer más sublime esa noche sólo una guitarra acústica y la genuina voz de Jorge Drexler interpretaron canciones como “Guitarra y voz”, “Moro Judío”, “Don de Fluir”, esta última a petición de una señorita y que fue tomada como pretexto para que el Maestro se diera un gusto personal, como si fuese un regalo a si mismo por su cumpleaños 43, interpretando “Dom de iludir” de otro grande Caetano Veloso. En esta rola pasó algo curioso, pues al no poder escuchar los monitores por los aplausos de la gente, Jorge Drexler pidió al público improvisando sobre la música que cambiara el golpeteo entre manos por el chasquido de los dedos.

Así se vino después “Hermana Duda”, pieza escrita dos años atrás en el tráfico de la defectuosa Ciudad de México, según contó el interprete uruguayo. “Era de amar” fue de las pocas canciones de discos anteriores al eco que sonorizaron el lugar. También se complació con un cover a su compositor favorito Leonard Cohen, “Dance me to the End of Love”. “Hig and Dry”, original de Radio Head inundo el lugar con ese sentimiento de que todo lo que comienza debe terminar. El concierto termino con dos falsos finales coreados de pie como sólo el público mexicano sabe hacerlo, el primero se dio con “Se va, se va, se fue” al estilo de un tango acompañado de un violín y “Transoceánica”. El segundo con “Soledad” y “Todo se Transforma”. Desafortunadamente la hora de que la mañana llenara de luz el recinto de Donceles llego con “Memoria del Cuero”, terminando así con 12 Segundos de Oscuridad únicos e inolvidables.

“Cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da. Nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde...Todo se transforma...”

Este concierto tuvo una emotividad impresionante, un don de fluir de sentimientos entre quienes estaban arriba del escenario y quienes presenciábamos su arte. Fue una muestra a tope de verdaderos músicos. La piel se ponía chinita al escuchar la voz de los presentes como un elemento más de cada episodio sonoro. De verdad que se agradece el derroche de brillo y entrega por parte de personas tan profesionales; no sólo lo digo por el Maestro Drexler, si no por sus músicos, la producción, el lugar, todo eso y más, que debe ser tomado como ejemplo por muchos jóvenes que desean expresarse ya sea en la música o cualquier otra forma de expresión.



OTROS TEMAS >




JORGE DREXLER
Teatro de la Ciudad Reseña
Rocksonico
INTERNACIONAL 26/9/2007


Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2016
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES