Rocksonico.com


INTERNACIONAL >
U2 Vértigo en el Azteca- Reseña
La noche en que el Azteca fue uno
Publicación: 17/2/2006

“La noche en que el Azteca fue uno”
México D.F. 16 de febrero de 2006
Por: Bernardo Perez Ramirez y Freaky
freaky@rocksonico.com

“Dicen que no se puede cambiar al mundo, tu no puedes, yo tampoco, ni The Edge, pero si actuamos todos como uno solo, si podemos”… y esto se convirtió en realidad el día de ayer, en el Estadio Azteca.

Hoy, después de tranquilizar el mar de ideas, después del golpe del vértigo que me ataco ayer, no puedo más que empezar con estas palabras, mismas que el vocalista de la banda irlandesa U2, nos dijo en el primer concierto que ofrece esta banda en la Ciudad de México después de 8 años de ausencia.

Mi aventura comenzó desde primeras horas del día 15 de febrero del presente, aunque para muchos, a los cuales les mando un afectuoso saludo, empezó desde el lunes a muy temprana hora acampando hasta ayer afuera del recinto de Tlalpan; aunque el sacrificio valió la pena porque fueron de los afortunados en estar en la elipse, así que estuvo muy bien pagada su aventura. En fin a lo que te truje chencha, preparándome para ir a otro día de trabajo, como de costumbre, pongo las noticias de la mañana, para no variar hablaban del concierto que horas mas tarde daría comienzo, decían que a esa hora ya empezaban a arribar los espectadores, yo solo me dije: “¡están cabrones me cae!”, en fin después del desmadre normal del trabajo y después de mil rumores que se suscitaron en diversos medios tales como:

* Que iban a cerrar la circulación desde las 4.
* Que si no llegabas a las 8 te chingabas y ya no entrabas.
* Que no se estaba respetando los boletos numerados.

En fin una sarta de ..endejadas que solo hicieron amargarme el día.

Como la mayoría de las personas que asistieron, su servilleta se fue en transporte urbano y colectivo, a pesar de que medio mundo me decía que “estaba bien pinche mal de la cabeza, que eso iba a estar del nabo”,me aventé al ruedo como el Juli en la México, para mi buena suerte a pesar de las expectativas el metro no estaba tan lleno; la bronca fue la mega fila para ingresar al tren ligero, aunque debo confesar que avanzamos en greña, aunque fue un suplicio de auto sardina, allá adentro a pesar de todo se sentía la vibra de buen pedo.

Para no hacerles el cuento largo y decirles cosas que la neta no son trascendentes, llegue a mi lugar sin ningún problema, mis lugares estaban bien, con una perspectiva muy buena del escenario.

Alrededor de las 8:00 de la noche las luces se apagaron dando lugar a los integrantes de la banda The Secret Machines, banda encargada de dar el “opening”.

Tocaron bien y se ve que le echan ganas, pero algo les falto, probablemente es que no es una banda tan conocida en nuestro país e incluso que sus primeras rolas no se escuchaban en todo el estadio porque ya que al subirle se viciaba y con todo esto no prendieron a la audiencia presente, que no paraba de gritar para que apareciera el grupo principal.

Después de cerca de 45 minutos, las luces se encendieron de nuevo y entro el staff de U2, quitaron lo que cubría al equipo, limpiaron el escenario, adecuaron los instrumentos todo con una velocidad impresionante. La espera fue amenizada por un Dj con muy buen gusto musical. Aunque sigo insistiendo un INTERPOL o un Franz Ferdinad hubiera estado genial.

Alrededor de las 9:30, a lo lejos en unas rampas gigantes, atrás de escenario pudimos ver a los integrantes de U2, bajo el sonido de “Wake up” del grupo Arcade Fire: Bono, The Edge, Larry y Adam caminado hacía el escenario, cuando los asistentes observaron eso comenzó la locura de gritos ensordecedores de cerca de 80 mil personas, fusionándose para dar la bienvenida al D.F. a U2.

Bajo la oscuridad pudimos ver con destellos de miles de celulares esperando captar aquél tan esperado momento pudimos escuchar los acordes de “The city of blinding lights”, nada mas propio para empezar, el grupo mencionó que esa rola, esa noche era un tributo de U2 a la Ciudad de México.

Finalizando esta rola a la voz del conteo unísono del ¡uno, dos, tres, catorce! el vértigo exploto frente a nuestra nariz, envolviéndonos en luces, música y gente que era parte fundamental del espectáculo. “Elevation” hizo lo propio, en donde las gargantas no se cansaban de hacer los coros. Sin más ni más nos transportaron a través de “Mysterious ways” esos caminos misteriosos en los cuales una de las fans mas afortunadas a mi parecer cumplió con el sueño de mas de uno de nosotros compartiendo el escenario con Bono y compañía.

Estos caminos nos llevaron hasta “The end of the World”, para ese momento había una tremenda ola que nos atacaba una y otra vez transportándonos a esos puntos en los que el grupo nos quería llevar. Bono aprovecho para disculparse por la larga espera, dando paso al festejo de “New year´s day” hasta que finalmente quizás por un momento; encontramos lo que estábamos buscando “Still haven´t found what i´m looking for”, que nos hizo unirnos aun mas.

“México es un país del futuro, U2 es un grupo del futuro” palabras que pronuncio Bono en un muy entendible español, que fueron el opening a “Beautiful day”, en donde canto sobre lo bello que es México, Cancún y Acapulco, dando un tremendo final a la canción con el coro de “Cielito lindo” que fue seguido por todos y cada uno de los asistentes. Con guitarra acústica interpreto,”Norwegian woods” de los Beatles, grupo que junto con los Rolling Stones han sido influencia importante.

“Original of the species” vino después, así como “Sometimes”, “Love and peace”, con su performance en donde Bono coloca una cinta con símbolos de diferentes religiones, con el mensaje de la “Coexistencia” dio apertura a uno de los éxitos principales del grupo “Sunday bloody Sunday”, en donde nos pidió el conocido “¡no more!” siendo en esta ocasión “No more Chiapas” el que apareció, siguiendo este tenor de protesta pudimos ver “Bullet the blue sky”, “Miss Sarajevo” en donde aparte de cantar en italiano, la parte que correspondía a Pavarotti, en la pantalla apareció La Declaración Mundial de los Derechos Humanos en español, al mismo tiempo que una mujer afro americana los empezó a recitar en ingles dando pauta a “Pride in the name of love”, y “Where the streets have no name” en donde pudimos observar las banderas de America Latina momento en el que volvió a dar las gracias, haciendo una pausa y pidiendo al publico asistente que mostrará la pantalla de su celular, satisfecho por la respuesta, pronuncio la frase con la cual iniciamos este articulo haciendo su aparición “One” logrando que el Azteca se hiciera “uno”. Bono agradeció y las luces se apagaron.

El primer encore, fue a través de “Zoo station”, seguido por “The fly”, en donde la pantalla proyecto muchas frases sugerentes a lo que todo mundo debería o no debería hacer. La canción que a mi parecer mas gente canto claro después de “One” fue “With or Without you”, misma en la que la chica de “Misterious ways” volvió a escena. Bono lucía contento y continuaba agradeciendo el amor que el publico mexicano les profesa despidiéndose nuevamente.

El segundo y ultimo encore, fue una canción dedicada al padre de Bono, “All because of you”; la rola obligada de este tour en todos los set list de esta gira es “Yahweh”, finalizando esta maravillosa velada con la canción “40”, en la que uno a uno de los integrantes del grupo abandono el escenario siendo el primero Bono dejando en el micrófono un rosario.

Todo el concierto estuvo acompañado con luces e imágenes correspondientes a las rolas. Muy acertada toda la iluminación, pero sobre todo lo emotivo es que el “amor” se pregono ante miles de espect



OTROS TEMAS >




U2 Vértigo en el Azteca- Reseña
La noche en que el Azteca fue uno
Rocksonico
INTERNACIONAL 17/2/2006


Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2016
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES