Rocksonico.com


RECOMENDACIONES

Underwood

The Kitchen Syncopators
Underwood


The Kitchen Syncopators
Underwood
www.kitchensyncopators.com
Por Hugo Roca Joglar
freaky@rocksonico.com

El entorno con el cual se crece es determinante en todas las facetas a desarrollarse. La forma de pensar, lo que se pretende lograr, la personalidad, moralidad, entendimiento, percepción de la realidad y acepción de lo circundante, dependen de lo que un niño vio, sintió, olió, aprendió y palpó. La actual tendencia a homogenizar logra su cometido, a partir de los medios de comunicación masiva, en las sociedades de consumo. Un infante ranchero en Canadá puede presentar afinidad con su coetáneo citadino de Singapur: ambos crecieron viendo los mismos programas, jugando los mismos juegos y adorando a los mismos deportistas. Y tal vez ese niño canadiense no comparte nada con su vecino de cuadra, ya que éste se preocupa por regar las plantas, arrear a la borregada y leer cuentos sobre animales de Kipling.

En terrenos musicales, la industria se adecua rápidamente a los vertiginosos avatares de los consumidores, ante tanto mercado, se podría pensar que las necesidades a cubrir son extensas y diversas, pero no es así: el comportamiento de la mayor parte de los escuchas presenta características símiles a la de una vacada, lo que facilita su complacencia.

Las tendencias retros a nivel radial son fluctuantes e inmediatas, responden a intereses, circunstancias históricas y hasta efemérides. Según el momento, una runfla se postra mansa e idolatra al grupo que mejor aprovechó la novedad, en espera, claro está, de que llegue la nueva tendencia que de una novel pulsión anegue su instinto consumidor.

The Kitchen Syncopators surgió en 1998, en sus nueve años de existencia han sacado siete álbumes; todos ellos con la clara consigna de plasmar el intenso amor que sus integrantes le profesan a la vieja escuela de la música sureña de los Estados Unidos de América.

En su más reciente disco, Underwood, logran venerar la presencia pretérita, mas no en la clásica manera unitiva de fusiones y mezclas. Logran mantener intacta la peana y a partir de ella construir una extensión que en creatividad y nostalgia se divisa forastera.

La vetusta banda de cuerdas es retomada y en el sonido se marcan respetuosamente y con ribetes parsimoniosos las dos tendencias: la urbana, más estridente y vigorosa, y la rural, siempre bucólica y artesanal. Ragtime, Jug band, blues y todos los sonidos creados en cielo abierto conforman los cimientos sonoros de las 11 canciones que Underwood contiene. Folk en su explicación, jazz primero en su estructura, el séptimo álbum de The Kitchen Syncopators interpreta a la perfección el old southern sound , pero su verdadero mérito radica en, habiendo logrado reproducir feténmente el sonido surgido en el lluvioso Oeste de Oregon y en las fuliginosas avenidas de Nueva Orleáns, progresar y dotar a lo ya conocido y mil veces reproducido de cuerpo nuevo, voz distintiva y formas propias.

Angel of mine, canción que abre, es un escordio de lo que allende acontecerá: un villorio de los años cuarenta; parva entidad, los habitantes se conocen y absolutamente cualquier acontecimiento que suceda en el terreno que los aloja es, invariablemente, connosco. Regresa el, mucho tiempo ausente, indómito adolescente que lunas atrás, varias ya, en imperdonable afrenta abandonó el pueblo que hogar le dio. Pasado el revuelo y desvanecido el guirigay, cuenta lo que conoció en la ciudad y con ojos ajenos critica la vida rural. En sus palabras acrisoladas hay nostalgia, demasiada, sabiduría, de esa velada, y resignación, por siempre accionada. La imagen funciona a partir de la técnica vocal de Frank Lemon que logra mostrarse triste y cambiar a sobria, en tonalidades disímiles y dejando invariablemente una estela amarga. Al final, confiesa por qué dejó el pueblo, “¿Cómo te puedo perdonar, me robaste el tiempo; está bien, te veo en el infierno, pequeño ángel mío”.

Ya confieso, borracho y solo, acompañado por las cigarras y la luna llena recuerda y confunde recuerdos del pasado con ilusiones futuras que jamás se cumplirán, a partir de metáforas montaraces, recrea la vida transmontana de ciega fe cándida y sentimientos del todo cálidos, el miedo en el campo que lleva al odio en livor repleto; habla sobre el amor agreste, tierno y de pasión lleno que experimenta quien creció entre nubes, evónimos, caballos, briznas y cierzo.

Retro en cada pieza, Underwood es la tristeza, belleza y gentileza que entre ríos y montañas se expresa.


fast payday loans for every one
small payday loans very cheap
direct lender payday loans
direct lender payday loans
buying patterns of payday loans payday loans cash advance loan payday internet
ambuja cem

Regresar


OTROS TEMAS >




Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2017
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES