Rocksonico.com

BLOGS DE ROCKSONICO > De Cultura y algo más...

Por: FREAKY


Más publicaciones | < Anterior | Siguiente >

LAS RUTAS DE LA ABSTRACCIÓN MUSEO DE ARTE MODERNO





La colección:
Las rutas de la abstracción
México 1950-1979, un espíritu de época

A partir del martes 16 de junio de 2009.

•La colección: las rutas de la abstracción. México 1950-1979, un espíritu de época, una relectura del acervo del MAM que propone vindicar el papel revolucionario que tuvo la abstracción en México.
•Aborda el impacto de la abstracción sobre el arte, la arquitectura, el diseño y el entorno urbano.
•Un diálogo multidisciplinario, un acercamiento a la conciencia estética que marca tres décadas de la vida cultural de México y cuya resonancia persiste.


El Museo de Arte Moderno presenta La colección: las rutas de la abstracción. México 1950-1979, un espíritu de época, exposición que propone una relectura del acervo del MAM, a través de un diálogo multidisciplinario que permita poner en perspectiva el rol de la abstracción en la catalización de posturas intelectuales, vitales y estéticas en el México de esos años.

Se ha validado la idea de que la irrupción de la abstracción en México está subordinada a los diferendos estilísticos y generacionales que la crítica mexicana ha identificado como la Ruptura. Las búsquedas abstractas en México en esos años, sus rutas, difícilmente permitirían, hablar de un movimiento; pero aquilatar el entramado de actitudes, postulados y limitaciones de su práctica, nos permite una comprensión más incisiva de su impacto; como parte de un espíritu que marcó tres décadas de utopía de progreso y de vocación de cambio en México.

La muestra reúne obre de Carlos Mérida, Mathias Goeritz, Fernando García Ponce, Manuel Felguérez, Vicente Rojo, Helen Escobedo, Arnaldo Cohen, Michel Van Beuren, Don Shoemaker, Pedro Ramírez Vázquez, Armando Salas Portugal, Mario Lavista, entre otros.

La colección: las rutas de la abstracción. México 1950-1979, un espíritu de época, se propone delinear la consciencia estética de dicho periodo, y cómo ese ánimo se manifestó en las formas de entender —desde la abstracción— el arte, el diseño, la arquitectura y el entorno cotidiano y urbano.

LOS RETOS DE LA ABSTRACCIÓN

Los lenguajes abstractos en nuestro país no marcaron la entrada a la modernidad y sólo se legitimaron hasta décadas después, con el decaimiento de la Escuela Mexicana de Pintura. Muchos artistas encontraron un apoyo liberador en las lecciones importadas por artistas exiliados llegados a México, provenientes de las vanguardias abstracto-constructivas y del surrealismo.

De este modo, varios artistas mexicanos, o radicados aquí, conformarían hacia los años cincuenta un nuevo frente que fue involucrándose en la abstracción, o en algunas de sus búsquedas expresivas. Éstas explican no obstante la dificultad conceptual para hablar en México de un movimiento abstracto en su momento.

LA FIGURACIÓN ESTILIZADA NO ES ABSTRACCIÓN

En México, previo a los años setenta, fueron pocos los artistas que lograron vaciar del todo su pintura de referentes concretos, de tal modo que pudiesen calificar estrictamente como abstractos. Muchos mantuvieron un anclaje parcial a la representación, mediante una figuración estilizada, o sugerida, a través de la alusión a formas referenciales o con la inclusión de motivos temáticos. Por lo general, mucho de lo que en su época se calificó como “abstracto” en México, apenas si incorporaba las técnicas de factura y los “desbalances” compositivos de la abstracción. Por el contrario, casi siempre refería, de manera sintética o lírica, a un indicio de la realidad exterior.

LA ABSTRACCIÓN EXPRESIONISTA

En México rara vez la investigación plástica pura se convirtió en el tema de la obra. El estudio de las formas abstractas, de la suficiencia del color como fenómeno plástico-perceptivo, o el cuestionamiento de la espacialidad ilusoria, o la vindicación del lienzo como un campo de expresión no referencial; son registros colaterales o subordinados a la “expresión de la identidad del artista” como tema moderno. Entre los primeros pintores mexicanos que aplican a una definición rigurosa de lo abstracto, pertenecientes a distintas generaciones, lenguajes y momentos, podríamos mencionar a Gerzso, Carrillo, Felguérez, Rojo y García Ponce. Hacia mediados de los sesentas, quizá sí sea posible confirmar una generación de abstractos expresionistas en México; la mayoría con una visión emocional del acto plástico.

TENDENCIAS DE LA ARQUITECTURA Y DEL DISEÑO

La explosión constructiva y arquitectónica en México a lo largo de estas tres décadas coincidió con una generación de arquitectos talentosos que impusieron una nueva concepción espacial de las formas e impregnaron a la visualidad urbana y al diseño con el sello del funcionalismo.

Dentro de toda la producción arquitectónica y de diseño de moda en estos años, quizá podamos distinguir dos grandes corrientes. Una arquitectura de marcado funcionalismo, purista; y otra arquitectura, más orgánica, de formas metamórficas.

La búsqueda de formas abstractas y el juego entre materiales tradicionales e industriales usualmente ilustran, también en el diseño de mobiliario, las disyuntivas estilísticas de la época.

EL ESPECTADOR: DE LA PERCEPCIÓN A LA EXPERIENCIA

No será sino hasta la entrada del geometrismo que podamos hablar de una búsqueda analítica grupal, en los valores plásticos autorreferenciales de la obra, entendida como construcción material.

La obra de arte concebida como construcción supone preguntas respecto a los elementos formales y materiales en juego; tanto por lo que respecta a su realización, como al efecto expresivo en tanto objetos que inducen la experiencia del espectador. Con el geometrismo irrumpen propuestas que tercian sobre las interrelaciones de sentido posibles al interior y exterior de las piezas artísticas.

EXPERIMENTACIÓN MULTIDISCIPLINARIA

Muchos de los artistas abstractos de las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta tuvieron por común interés la experimentación entre géneros, técnicas y soportes; y el cuestionamiento de sus fronteras. Esta fusión permitió no sólo nuevas prácticas multidisciplinarias sino también crear nuevas experiencias culturales.

EXPERIMENTACIÓN MATÉRICA

Como también sucedió en arquitectura, con la alternancia y el juego de materiales modernos y tradicionales a un tiempo; la experimentación plástica encontró en las técnicas y en los materiales autóctonos un amplio campo de ensayo y de aplicación. Tanto en la bidimensionalidad como en el campo de la escultura, se constata un interés por re-descubrir o rebasar las técnicas tradicionales. Claro que la experimentación de estos años incluye y proclama nuevos materiales y sustancias, fruto de los descubrimientos con que la ingeniería química industrial proveyó de modernos materiales constructivos. Así la práctica artística se abrirá a materiales que amplifican la expresividad y algunos de los retos conceptuales de la abstracción en México.

CÓDIGOS E INTEGRACIÓN URBANA

Las políticas de desarrollo urbano propias del programa de modernización estatal impulsaron la utopía por construir, moldear y desarrollar un entorno contemporáneo y un nuevo modo de vida, que fuese marca y constancia de progreso. Arquitectura, plástica y urbanismo establecen un diálogo con el fin de sofisticar la imagen y la funcionalidad del espacio público.

Esta inquietud irá aparejada al llamado movimiento de integración plástica que ve, en el nuevo boom del urbanismo y de la arquitectura, la posibilidad de transformar el paisaje citadino a través del arte; y con ello, proponer un nuevo sentido del espacio social y de las relaciones posibles en el mismo.

En palabras del Director del MAM, Osvaldo Sánchez:
“A la visualidad contemporánea mexicana le urge una inmersión más informada en la práctica artística del México de estas décadas. Los actores culturales de esos años merecen una evaluación más seria y generosa en relación a todo el cambio de mentalidad y de visión que ellos protagonizaron. No creo que hayamos igualado desde entonces, ni en resultados radicales ni en consistencia intelectual, la energía de cambio que ellos canalizaron en sus obras.”

En palabras de los curadores Iñaki Herránz y Brenda Caro Cocotle:

“Esta exposición es una relectura de la práctica de la abstracción en México –al situarla en su contexto, un periodo marcado por la utopía de la modernidad- pues no parte únicamente de la pintura y de la escultura, sino que intenta vincular a distintas búsquedas disciplinarias (arquitectura, mobiliario, diseño gráfico, fotografía, música, cine y video). Así, se abre la reflexión sobre lo que esas investigaciones representaron para la vida cultural e intelectual de nuestro país, pues la abstracción en México aún permanece insuficientemente valorada, a la sombra de la producción artística de la primera mitad del siglo XX.

Créditos y agradecimientos:

Coordinación y curaduría: Brenda Caro Cocotle e Iñaki Herránz
Textos: Brenda Caro Cocotle, Iñaki Herránz y Osvaldo Sánchez
Diseño Museográfico: Rodrigo Luna
Diseño Gráfico: Vladimir Zambrano

Esta exposición ha sido posible gracias al generoso apoyo de las siguientes instituciones y personas:

Chic by Accident, Fundación Armando Salas Portugal, Galería de Arte Mexicano, Museo de Arte Abstracto “Manuel Felguérez”, Museo de Arte Carrillo Gil, TANE, Arnaldo Coen, Olivia Díaz-Carrillo, Daniela Elbahara, Helen Escobedo, Karina García, Mario Lavista, Ana Elena Mallet, Josefa Ortega, Mariana Pérez Amor, Emmanuel Picual, Arq. Pedro Ramírez Vázquez, Magdalena Reynaud, Pablo Silva, Carlos Somorrostro.


Publicación: 6/17/2009 4:24:56 PM | Categoría: CULTURA Contador: 3821

OTRAS PUBLICACIONES

VER TODOS LOS BLOGS DE ESTE PERFIL

MÁS NOTICIAS



OTROS PERFILES




Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2016
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES