Rocksonico.com

BLOGS DE ROCKSONICO > De Cultura y algo más...

Por: FREAKY


Más publicaciones | < Anterior | Siguiente >

325,600 minutos de teatro.



Para los amantes del teatro, aquellos que sentimos que el mundo se detiene cuando se levanta el telón, hay momentos en una butaca que nos marcarán para toda la vida. En lo personal, hace ocho años aproximadamente, cuando descubría el teatro, sus sensaciones y su magia, OCESA me sorprendía con un musical llamado “RENT” de Jonathan Larson, que a mi corta edad causó un impacto tremendo a todos mis sentidos, y terminó por enamorarme del teatro. El género del teatro musical es un poco demeritado por otros teatreros más “intelectuales” por considerarlo de menos valor artístico, mas simplemente contiene una propuesta diferente, y reto a todos aquellos intelectuales a enchinarnos la piel con un musical.




Con este antecedente me presenté este 16 de Noviembre a ver de nuevo “Rent”, esta vez producido por la Universidad de Guadalajara y la escuela Escena 3, en el teatro Diana, demostrando, por principio de cuentas, que la centralización del arte empieza a quedar en el pasado. Debemos admitir que la mayoría de los asistentes pensábamos ver algo ligeramente por debajo de lo que es capaz de presentar una empresa como OCESA en la cuidad de México, somos así, con prejuicios hasta el último momento.

El proceso de este montaje fue arduo, diez meses pasaron desde que Escena 3 convocaba a un casting para montar este legendario musical, que ha ganado de todo, desde el Pulitzer, hasta ovaciones de pie en Broadway; se presentaron más de 200 personas para ser parte de este sueño. Las eliminatorias fueron difíciles, quedarse con el elenco que se presentaría requirió de duro trabajo, pero logró conformarse un muy buen equipo, lleno de talento tapatío.

Ya avanzado el montaje, y debido a la calidad del mismo, la UDG se interesó por la producción y decidió apostar por esta puesta en escena y facilitar las cosas que en provincia a veces parecen imposibles.

Empezó la función con quince minutos de retraso, a telón abierto y una escenografía a nivel de una producción en cualquier parte del mundo. Vimos entrar a los músicos, por los cuales me pongo de pie en un sincero agradecimiento por esa noche. Mark, uno de los personajes principales inicia la historia de artistas neoyorkinos luchando por sobrevivir en los noventas, entre drogas, sida, relaciones homosexuales, y la eterna lucha por no venderse al mercantilismo.

El cineasta Mark, interpretado en esta ocasión por Bernardo Cárdenas tenía la tarea de superar a Enrique Chí, lo cuál resultaba complicado, pero dejó sobre las tablas un trabajo que nos hizo olvidar a todos sus antecesores y ganarse un lugar en la memoria de esta teatrera que firma. Roger, Mimi, Maureen, Benny, tuvieron un muy buen desempeño, lograron una dicción que nos dejó disfrutar de esta cruda historia sin mayor problema, que es algo que se agradece en infinito dentro de un musical.

Ángel y Joanne fueron dos grandes interpretaciones por Anker y Patricia Santana respectivamente, con la fuerza impregnada a su personaje por parte de Patricia daban ganas que no saliera nunca del escenario, y la destreza de Anker que corría, bailaba, hacía acrobacia, se cambiaba de vestuario y seguía cantando, fue sorprendente, aunque lamentablemente le falló el micro muchas veces y su voz se llegó a perder en partes importantes, ahí una llamada de atención a la producción, que a pesar de ser estreno, son detalles que no deberían de pasar.

Ya que entramos a “los detalles” es obligación mencionar aparte del audio, que tuvo bastantes fallas y que dejó notar la inexperiencia de varios miembros del elenco al golpear los micros literalmente, la iluminación de Verónica Sanmiguel, que se sintió muy plana, y no llevaba a las atmósferas adecuadas en los momentos clímax, aún y cuando el trabajo de los chavos lograba borrar estos errores.

Alguien que pasó sin pena ni gloria, fue Tom Collins, interpretado Víctor Aceves, quien se veía como una carta fuerte en el elenco por su trayectoria, más no logró lucir lo que este personaje requería, se le notaba inseguro, cuando es un personaje que tiene un peso importante y una de las escenas que más se puede disfrutar.

El último juicio no está en quien disfrutamos de hacer este trabajo, si no en ustedes, que llenan las salas y regalan ovaciones, así que esperen en su ciudad la llegada de “Rent” y todo este talento mexicano, que lucha por el teatro musical, porque “No hay más que hoy”.

Por: Paola Arenas
AGENCIA CACAHUATE


Publicación: 11/26/2007 12:16:19 PM | Categoría: CULTURA Contador: 1745

OTRAS PUBLICACIONES

VER TODOS LOS BLOGS DE ESTE PERFIL

MÁS NOTICIAS



OTROS PERFILES




Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2016
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES