Rocksonico.com
 

Roger waters en el Zócalo CDMX : Otra historia

BLOGS DE ROCKSONICO > Novedades

Por: Rocksonico.com

Más publicaciones | < Anterior | Siguiente >





Sábado 1 de octubre. Pasan de las ocho de la noche en el corredor peatonal Madero del Centro Histórico de la Ciudad de México. Hay una ligera llovizna y muchísima gente. Normal. Mucho más tomando en cuenta que metros más adelante, en el Zócalo, Roger Waters está -o ya ha iniciado- su concierto, el tercero que da en la capital del país.

Camino con la intención de cubrir el evento para Rocksonico, el medio en el que escribo y tomo fotos desde hace nueve años. Escucho a través de alguna bocina -no tengo ni idea de dónde está- que ya no se puede pasar a la plancha de la Constitución porque está a su máxima capacidad. Igual, no me interesaba tanto tomarle fotos a Roger -lo veía francamente imposible- sino escuchar y registrar historias de personas que -como yo- tenían ganas de pasar un buen momento. Siempre hay algo que se sale del guión y vale la pena mostrar.

Anduve varias cuadras hasta el cruce del corredor con Isabel La Católica. Ahí me topé con un camión de policías que obstruía no sólo el paso, sino la vista hacia la explanada. En las dos esquinas que están pasando el cruce había grupos de granaderos apostados impidiendo el tránsito. Ya estaba ahí y no tenía intenciones de moverme. Alguna historia se tenía que manifestar y si no, al menos podría escuchar el concierto a lo lejos.

Había personas gritando consignas contra los uniformados, "pinches cerdos culeros", "déjennos pasar", entre otras. Nada fuera del guión. Hasta que se escuchó el portazo y aunque me asusté y caminé hacia atrás, decidí sacar mi celular y registrar todo lo que se pudiera. Hubo empujones hacia los policías para tratar de romper su valla que eran contestados con empujones de los afectados". También tenía mi cámara afuera buscando ángulos que contaran lo que en ese momento estaba ocurriendo.

Fotos más, fotos menos, la transmisión en Facebook sin mayores sobresaltos. Pensé que ahí iba a quedar todo y cuando notaba algún sobresalto me movía. Todo seguía dentro de lo que se podía esperar.

Entonces me descubrí del lado izquierdo del crucero. Descubrí también un movimiento que me sorprendió por parte de los uniformados. Parte de quienes estaban en la esquina se recorrieron en una valla hacia Isabel la Católica y otro grupo formó una paralela. Varios civiles quedamos encapsulados. Evidentemente no dejaba de tomar fotografías ni de transmitir en vivo. Recuerdo perfectamente una en la que una persona abrazó amistosamente a un elemento de seguridad y le dijo que "todo el desmadre era por los que no entendían". Al momento en que notó mi lente posó junto al servidor público y ambos sonrieron. Ni yo me esperaba que fuera a pasar algo grave.

En cuestión de décimas de segundo los granaderos nos estaban empujando. Yo sostenía con una mano mi cámara y con la otra el celular, la transmisión en vivo continuaba. Me asusté un poco y no opuse la menor resistencia, incluso intentaba seguir la inercia de los policías y retirarme de a poco de la zona. En ese momento uno jaló mi celular y me gritó que dejara de grabar. Al mismo tiempo otro me empujó del pecho y jaló mi cámara. Les grité que pararan y que dejaran mis cosas. Por fortuna la cámara colgaba sobre mi cuello y les fue imposible sustraerla. El teléfono no corrió la misma suerte. Me descubrí en el suelo, realmente asustado, mientras otras personas reclamaban e intentaban levantarme. Tengo algún recuerdo vago de que mientras caía me fueron arrebatados los anteojos que utilizo y la mochila en la que antes resguardaba mis pertenencias. Cuando me puse en pie estaba en shock, escuchando a un oficial que gritaba que nos moviéramos porque se "esto se va a poner muy feo". Posteriormente otro oficial que sostenía mi celular en la mano me miró y me preguntó si era mío, a lo que respondí afirmativamente y me lo entregó. Ahora lo pienso, ¿debería estar agradecido por ese gesto? Al mismo tiempo descubrí que el streaming estaba en pausa -no alcanzo a entender si el celular se bloqueó durante el arrebato o si el policía que me lo sacó la detuvo intencionalmente. Por instinto -o no sé- la reanudé y mostré imágenes de la gente saliendo de ese espacio, posteriormente puse la cámara hacia mí y avisé que aunque mis lentes no estaban, yo estaba bien. Creo que continuaba en shock.

Comencé a caminar hacia en dirección al Eje Central y descubrí que no traía mis lentes. Algunos testigos bromearon con el hecho y yo seguí mi andar. Metros más adelante noté la ausencia de mi mochila. Estaba -y sigue estando- claro que después de lo sucedido no iba a volver para tratar de recuperar mis cosas.


| Categoría: NOTICIA Contador: 1090

OTRAS PUBLICACIONES

VER TODOS LOS BLOGS DE ESTE PERFIL

OTROS TEMAS >




OTROS PERFILES




Corporativo


Contacto
Anúnciate con Nosotros
Términos y Condiciones
Quiénes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
 Información para Medios

© RockSonico.com 2018
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES