Rocksonico.com


NACIONAL >
La Barranca en el Metropolitan
Erotismo salvaje y elegante - Reseña
Publicación: 9/9/2017

Por: Ángel Armando Castellanos 'Araña'

Sonidos oscuros y poderosos. La luz a veces se disfraza. Muta en lo que se le da la gana y juega con el sonido. La Barranca la interpreta. Seduce al público del Teatro Metropolitan. Éste deja de corear y se dedica a ovacionar.

Las réplicas de voz escasean en la noche de viernes dentro del Teatro Metropolitan. Se trata de una cita mucho más elegante que en ocasiones anteriores. Fans disfrazados de asistentes. De arranque se levantan -más que como boxeadores, como esgrimistas- para medir el terreno. Ceden al asiento y se dedican a escuchar.
José Manuel Aguilera se asume protagonista de una batalla que se convierte en sexo maduro. Una película pornográfica en la que toma de la cintura a la guitarra, la acaricia y en el momento del orgasmo, la exhibe cual trofeo. Obtiene manifestaciones vouyeristas como respuesta.

Sus compañeros, mutantes, capaces de ir y venir, entrar y salir para participar en la orgía -que juega a ser orquesta- sólo cuando ésta lo requiere. Y las luces juegan con el organismo. Van del azul al amarillo y pasan por el morado. Completan la sensación. Las manifestaciones vouyeristas cada vez son más fuertes.
Intermedio para recuperar el aliento y cambiar vestiduras. Coquetean con un estallido de pasión aún más fuerte a partir de la vuelta y el rojo como señal en el cuerpo de los ocho. La orgía sólo hará por disolverse cuando el show esté por terminar.

El sexo se vuelve salvaje. Obliga al público a ser un poco más -sólo un poco más- protagonista. Lo ilumina a partir de la violencia de rojos y amarillos a plena intensidad. Y éste, convertido en un solo ente, se excita aún más y se levanta para sentirse más cercano a las eyaculaciones colectivas. El dragón ha decidido escupir fuego.

Los coros, como podía ser natural aparecen con suavidad. Más allá de las ovaciones, la expulsión del placer vouyerista necesitaba darse vía canto. "Quémate lento", quizá, un homenaje al propio acto desarrollado entre el escenario y las butacas.

El placer termina entre tenues réplicas vocales en "Línea de Fuego", luces tricolores y el halagador "¡otra, otra, otra!" que obliga a una última faena antes de dar las gracias y volver a casa con la sensación de haber vaciado una parte del alma...

Rocksonico es orgulloso Embajador Musical de Mantén La Promesa. Está comprometido con la prevención del VIH. Si tienes relaciones sexuales usa condón.



OTROS TEMAS >




La Barranca en el Metropolitan
Erotismo salvaje y elegante - Reseña
Rocksonico
Reseña: La Barranca en el Metropolitan Erotismo salvaje y elegante
NACIONAL 9/9/2017


Corporativo


Contacto
Publicidad
Términos y Condiciones
QuiÉnes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
|  Información para Medios

© RockSonico.com 2017
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES