Rocksonico.com

LOVE OF LESBIAN

Reseña - El milagro de los Viejos Lesbianos.
Categoría: INTERNACIONAL | Publicación: 20/10/2018

LOVE OF LESBIANReseña - El milagro de los Viejos Lesbianos

Por: Ángel Armando Castellanos 'Araña'

Foto: Cristian Núñez

Fue una reunión de raros, de Viejos Lesbianos que iban a no callarse. No había código de vestimenta como en la mayoría de las iglesias. Sólo el frío evitó que alguno llegara con el torso descubierto. No fue un pastor o un cura, fueron nueve. Love Of Lesbian, los pinches Viejos Lesbianos ofrecieron una misa para anormales en el Auditorio Nacional.

En la música resulta un milagro -uno de los de a de veras- que un grupo de rebeldes, anormales, llene un Auditorio Nacional. Vaya, no estaba completamente lleno; la reventa, traficante de fe, se quedó con algunas entradas, pero igual el milagro ahí estaba.

El Lesbiano Mayor, Santi Balmes, hablaba cuando se le daba la gana y nunca exigía que los feligreses se pusieran de pie o se sentaran. Era una congregación anárquica, casi punk, de no ser porque a la música le faltaba sonido punk.

Igual hubo anarquía en el sonido. El grupo de profetas de la contradicción se hizo acompañar de tres metales dorados. Dentro de sus casi gritados salmos satíricos, reflexivos e incómodos hubo una elegancia casi sinatrense (dícese de lo referente a Frank Sinatra) y no sólo por los colores azules y rojos -tan de Cataluña, y tan yankees, por cierto- que eligieron para vestir; las palabras que emergían de los instrumentos invitaban a que en algún momento se escuchara algo como "Ciudad de México, Ciudad de México" al ritmo de "New York, New York".

Hablaban cuando les daba la gana, casi siempre a través de su cantante. La religión, imposible de imponer más que a través de la sonrisa de todos, gritaba "¡libertad!". La molestia por la tecnología, tan de moda últimamente quedó olvidada en el cajón gracias a una tarjetita donde aquella víctima de la ansiedad preeucarística podía leer el setlist. "Hagáis lo que os dé la puta gana, pero pasadlo bien", parecía ser el mensaje entre líneas.

Para ser una misa hubo momentos infames. No como cuando el pastor se va detrás del árbol para follarse a una de las ovejas, pero sí como cuando la oveja, especialmente entrenada, derrama el cáliz o lee el canto que debería saber. Sólo una, Alex Ferreira, se salvó del sacrilegio.

De la misma manera, la eucaristía llegó en forma de palabra. Vaya, en el Auditorio Nacional todo sigue siendo sagrado y no se puede beber ni fumar dentro, aunque, seguramente el olor a alcohol, tabaco o marihuana hubieran sido complementos perfectos para una noche de blasfemia sagrada y elegante.

Joan Manuel Serrat especie de Dios de la Palabra se manifestó detrás de los Viejos Lesbianos y de su séquito de feligreses, que en ese momento estaban listos para comulgar. "Si las palabras se atraen, que se unan entre ellas, y a brillar -bien pudo haber dicho follar- que son dos sílabas", sentenció su proyección como dando fin a la ceremonia.

Pero no. Faltaban los siempre oportunos e incómodos avisos parroquiales. "Que alguien me -los, nos- salve. A veces despierto y soy yo", se coreó varias veces, como advirtiendo lo que el pseudoadulto milenial -mayoría en el ritual, por cierto- que todavía le falta para llegar a septiembre, aunque -por fortuna- de septiembre ni siquiera se haya escuchado nada.


NOTICIAS RELACIONADAS A "LOVE OF LESBIAN"



OTROS TEMAS >


Tags: Love Of Lesbian, Viejo Lesbiano, misa, ritual, ceremonia, religión, Auditorio Nacional, CDMX; anarquía, punk, Santi Balmes, Lesbiano Mayor, milagro



LOVE OF LESBIAN
Reseña - El milagro de los Viejos Lesbianos
Rocksonico
Love Of Lesbian, Viejo Lesbiano, misa, ritual, ceremonia, religión, Auditorio Nacional, CDMX; anarquía, punk, Santi Balmes, Lesbiano Mayor, milagro
INTERNACIONAL 20/10/2018


Corporativo


Contacto
Anúnciate con Nosotros
Términos y Condiciones
Quiénes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
 Información para Medios

© RockSonico.com 2018
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES