Rocksonico.com

Adrian Belew

Su influencia en Caifanes y Santa Sabina.
Categoría: MAGAZINE | Publicación: 12/2/2019

Por: David Domínguez

Es un hecho que la influencia de la música extranjera se ha inoculado en la enorme discografía del rock nacional, pues existen álbumes que siguen vigentes a pesar de haberse grabado hace más de 20 años. Es preciso mencionar dos álbumes trascendentales: ‘Símbolos’ de Santa Sabina y ‘El Silencio’ de Caifanes, que estuvieron bajo la producción del multinstrumentista norteamericano Adrian Belew, reconocido por ser guitarrista del grupo londinense King Crimson, además de haber participado en giras y sesiones con: David Bowie, Frank Zappa, y Nine Inch Nails.

Este pasaje se cuenta en profundidades absolutas e inicia en 1994 cuando Saúl, Alejandro, Sabo, Diego y Alfonso, ingresan al estudio para registrar 14 canciones para reforzar el repertorio Caifán y engendrar su tercera producción, ‘El Silencio’, y nada más certero que ser guiados por Adrian Belew como productor.

La energía que Caifanes desprende en este álbum recrea la imagen de una ciudad colorida y cultural, desde su portada hasta la aparición de sonidos folclóricos en el tema Mariquita y Piedra en donde Belew contribuye con un solo de guitarra. Este álbum proporciona gran calidad auditiva, iniciando por el tema Metamorfeame el tema más heavy e irreverente del álbum. La suavidad y destrozo lirico en la canción Tortuga, y el paso fúnebre en Hasta Morir, curiosamente este tema ha sido uno de los favoritos de la nuevas generación que presenciaron el regreso de la agrupación en 2011.

Fueron 14 tracks que en su mayoría forman parte del repertorio clásico de la banda, entre las que se encuentran Nubes, No Dejes Que, Nos Vamos Juntos, Piedra y Miércoles de Ceniza. Lo interesante de El Silencio fue la construcción automática de una identidad diferente, no sólo a la agrupación como concepto, sino al propio rock mexicano.

En 2015 en una entrevista realizada a Alejandro Marcovich lo cuestionan sobre como fue trabajar con Belew, a lo que él responde: Uff!!... en el proceso de grabación hubo mucha discrepancia, no cumplió con mis expectativas. Cuando grabé el solo de "Mariquita", desde la cabina el resto de la banda me dijo que había un pedo, que Adrian creía que mi solo estaba "chistoso", “funny”...

“¡Chistosito mis pelotas!”, les dije, estoy haciendo un brinco de lo que hace un violinista huasteco a la guitarra eléctrica; me sentí ultrajado en mis aspiraciones. Mi postura fue: “si él no lo entiende, no me interesa, el solo se queda así”.

Fue una de varias cosas que pasaron en la grabación que me hicieron decir: "es la primera y última vez que me pongo en manos de alguien que me va a cortar las alas". Yo soy latinoamericano y mi búsqueda es súper válida; si él no lo entendió, es su problema.

A decir verdad, no se sabe con certeza cómo lo vivieron los demás integrantes, pero si una cosa es evidente, es la transformación que ese álbum creó principalmente en su música para después reflejarse en sus propios integrantes. En 2012 Sony Music le dio el puesto #13 a El Silencio en la lista de ‘Los 100 discos que debes tener antes del fin del mundo’.

Recordemos que Marcovich produjo el primer álbum homónimo de Santa Sabina en 1992, esto recrea el triángulo perfecto siendo Adrian es el puente principal que enlaza de alguna manera a estas grandiosas agrupaciones, por eso Belew continuaría su encuentro con el rock nacional, nada más y nada menos que con Santa Sabina, quienes viajaron hasta Wisconsin, Estados Unidos para encontrase con Belew y realizar ‘Símbolos’, su segundo disco, en el que dejaban claras la influencia que el Rey Carmesí tenía sobre la agrupación formada en 1989.

En Símbolos, Rita se planta bajo un dogma de constelaciones rítmicas con sonidos peculiares y hasta bailables. Evidentemente el concepto sonoro de la agrupación estaba cimentado fuertemente, a pesar de tener como productor al norteamericano, las raíces Santas trascurrieron en su misma honestidad y experiencia.

El álbum fue grabado y mezclado del 8 de febrero al 8 de marzo de 1994, y la magia con la que se ejecutan las doce canciones hacen de la espiritual voz de Rita el ímpetu femenil de relevación, agregando el bajo de Alfonso Figueroa y la percusión de Patricio Iglesias en Súbete Otra Vez y Luz de Mar, claro, sin dejar a un lado el talento de Pablo Valero en la guitarra y los teclados psicotrópicos de Sebastian Lach.

Entre las canciones del disco se encuentra el tema Estando Aquí No Estoy, el cual los disparo a la banda hacia el frenesí de la fama y el posicionamiento comercial, siendo nitida la atmosfera en la que Símbolos se desarrolla contiene una dosis tétrica y oscura, que junto al canto de Guerrero recrea una escena narrada por el mismísimo Charles Baudelaire.

En 2003 Santa Sabina cumplía 15 años y tuvieron la fortuna de ser teloneros de King Crimson, posteriormente Robert Fripp líder de KC, que presenció de principio a fin la presentación de SS postearía en su web oficial que el grupo le pareció muy interesante, comentario que Santa Sabina tomó como halago viniendo de su máximo ídolo.




OTROS TEMAS >


Tags: Santa Sabina, Caifanes, Adrian Belew, King Crimson, Saúl Hernández, Alejandro Marcovich, Rita Guerrero, Metamorfeame, El Silencio, Símbolos, noticias internacionales



Adrian Belew
Su influencia en Caifanes y Santa Sabina
Rocksonico
Santa Sabina, Caifanes, Adrian Belew, King Crimson, Saúl Hernández, Alejandro Marcovich, Rita Guerrero, Metamorfeame, El Silencio, Símbolos
MAGAZINE 12/2/2019


Corporativo


Contacto
Anúnciate con Nosotros
Términos y Condiciones
Quiénes somos
Aviso de Privacidad
Banners de Rocksonico en tu sitio
 Información para Medios

© RockSonico.com 2019
La Comunidad del Rock - ROCK SONICO, A.C.

REDES SOCIALES